11 señales de un bebé sobre estimulado y cómo calmarlo

0
101
11 señales de un bebé sobre estimulado y cómo calmarlo
La sobre estimulación tiene un aspecto algo diferente en cada niño.

Los bebés, al igual que los adultos y los niños mayores, pueden sobre estimularse. Cosas como demasiado ruido, nuevas personas o nuevos entornos pueden influir, por eso es importante reconocer estas 11 señales de un bebé sobre estimulado y cómo calmarlo.

Cada bebé es diferente, pero algunos tienden a sobre estimularse más fácilmente que otros. Los signos de un bebé sobre estimulado pueden ser la irritabilidad, el llanto o el aferramiento. A continuación te explicamos cómo reconocer los signos y algunos consejos para manejar la situación.

Bebe sobre estimulado
La primera medida que debes tomar es cambiar el entorno a un lugar más tranquilo.

¿Qué es un bebé sobre estimulado?

Lo primero es lo primero: ¿Qué es exactamente la sobre estimulación en un bebé? Kevin Kathrotia, neonatólogo y pediatra, explica que «la sobreestimulación se produce cuando un bebé o un niño experimenta más estímulos de los que puede manejar o a los que está acostumbrado».

Según Kathrotia, ocurre con bastante frecuencia. Es más común entre las dos semanas y los tres o cuatro meses de edad. Los niños mayores también pueden sobre estimularse. Por ejemplo, es posible que tu hijo pequeño o en edad preescolar, sufra una crisis después de un largo día con amigos y familiares.

11 señales de un bebé sobre estimulado y cómo calmarlo

La sobre estimulación tiene un aspecto algo diferente en cada niño, pero hay algunos signos comunes que puedes observar en un bebé:

  1. Llanto, normalmente más fuerte de lo habitual.
  2. Rehuir de tus caricias o apartar la cabeza de ti.
  3. Querer que lo alcen.
  4. Querer mamar con más frecuencia.
  5. Estar muy inquieto o irritable.
  6. Apretar los puños o agitar los brazos y las piernas.
  7. Actuar con miedo.
  8. Tener rabietas.
  9. Moverse de forma frenética o brusca.
  10. Actuar de forma muy cansada.
  11. Adoptar medidas de auto calentamiento, como chuparse las manos o los puños.

Los niños pequeños y los mayores pueden presentar diferentes signos de sobre estimulación. Por ejemplo, puedes notar que:

    • Lloran sin poder explicar lo que les pasa.
    • Se tiran al suelo enfadados.
    • Actúan de manera exagerada.
    • Se niegan escuchar.
    • Actúan con mal humor, agresividad o hiperactividad.

Causas de la sobre estimulación en los bebés

Cada bebé es diferente, pero algunas de las cosas que podrían abrumar a tu pequeño son:

El entorno

Algunos bebés pueden sentirse abrumados por lugares ruidosos, llenos de gente, muy iluminados o coloridos.

Uso excesivo de pantallas

Los televisores, teléfonos y otros dispositivos pueden ser demasiado para el cerebro de un bebé antes de que tenga al menos 18 meses. Por eso, la Academia Americana de Pediatría recomienda evitar el uso de pantallas antes de los 2 años y limitar la exposición a una hora diaria de programas educativos hasta los 5 años.

Demasiada actividad

Hay una razón por la que los niños pequeños a veces se derriten al final de su fiesta de cumpleaños o de un largo día en el parque: demasiada actividad puede abrumar sus sentidos.

Saltarse la siesta o acostarse tarde

Estar demasiado cansado puede abrumar rápidamente a tu bebé.

Interrupción de la rutina

Los bebés son de costumbres y un cambio de horario puede ponerlos de mal humor.

Demasiada gente

A algunos bebés les gusta conocer a mucha gente, mientras que otros se sienten rápidamente abrumados por las caras nuevas o las multitudes.

La temperatura

Pasar demasiado frío o calor puede influir en la sobre estimulación.

La dentición

Aunque es temporal, la dentición puede irritar al bebé y hacerle menos tolerante a otros estímulos.

Ciertas condiciones médicas

Por ejemplo, los niños autistas tienen un sistema sensorial más sensible, por lo que es más fácil que las vistas, los sonidos, el tacto, los olores o los sabores les abrumen. Un niño que padece una enfermedad también puede sobre estimularse más fácilmente.

Cómo calmar a un bebé sobre estimulado

Si tienes entre manos a un bebé sobre estimulado, hay algunas medidas que puedes tomar para calmarlo.

1. Retíralo de la situación

Cuando notes que tu bebé está sobre estimulado, la primera medida que debes tomar es cambiar el entorno a un lugar más tranquilo y oscuro. Puede ser la guardería, una habitación oscura de la casa, un fular o una mochila portabebés en el pecho, un cochecito o incluso su asiento de coche.

Asegúrate de que la habitación está en silencio y habla a tu bebé con una voz tranquila y suave. Si es posible, evita los colores brillantes porque pueden ser estimulantes.

2. Envuelve a tu bebé

También puedes considerar la posibilidad de envolver a tu bebé. Al envolverlo se ejerce una presión constante, se imita la comodidad del vientre materno y se atenúa el reflejo de sobresalto, lo que a algunos bebés les tranquiliza. Sin embargo, no a todos los bebés les gusta que les envuelvan, así que si al tuyo no le gusta, no pasa nada.

3. Tranquilízalo con ruido blanco

También puedes poner música suave o encender una máquina de sonido o de ruido blanco. Pero evita la televisión o el teléfono: los expertos coinciden en que son demasiado estimulantes para los niños menores de 2 años.

4. Abraza a tu bebé, pero prepárate para darle espacio

Algunos bebés quieren que los cojan o los toquen, pero muchos no. De hecho, los bebés que se encuentran en la «fase de llanto púrpura» de su desarrollo -que se sitúa aproximadamente entre las dos semanas y los cuatro meses de edad- pueden resistirse a que los toquen y los abracen cuando están sobre estimulados, porque eso es precisamente lo que les está estimulando.

Si tu hijo parece alejarse de tus caricias, ponlo boca arriba en un lugar seguro, como su cuna y siéntate cerca de él hasta que se calme. Al reconocer las 11 señales de un bebé sobre estimulado y cómo calmarlo, sabrás actuar de manera oportuna.

Música para calmar

En el siguiente video, encontrarás música para calmar a un bebé llorando, muy efectiva en ambientes tensos en casa.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...