4 consejos para aventurarse al aire libre con bebés y niños pequeños

0
83
4 consejos para aventurarse al aire libre con bebés y niños pequeños
Organiza actividades guiadas como el avistamiento de animales.

En esta entrega, hemos decidido abordar 4 consejos para aventurarse al aire libre con bebés y niños pequeños, ya que existe la idea errónea de que una vez que los padres tienen hijos pequeños que criar, su espíritu aventurero y su amor por la naturaleza deben pasar a un segundo plano.

Es cierto que las aventuras no se producen a gran escala, y que los planes que se hagan tendrán que adaptarse a las necesidades de los más pequeños, pero pueden seguir desempeñando un papel importante en la vida de la familia.

Las aventuras al aire libre son muy beneficiosas para ti y para tus hijos, sobre todo en un mundo posterior a la crisis económica, en el que la naturaleza adquiere un nuevo significado.

aventurarse al aire libre con bebés
Dar a los niños su propia mochila para afrontar las aventuras les ayudará a sentirse incluidos.

4 consejos para aventurarse al aire libre con bebés y niños pequeños

Tal vez pienses ¿cómo puedo planificar aventuras al aire libre con mi bebé o mi hijo pequeño de forma que no haya problemas? Estos son los principales consejos para inspirar y ayudar a inculcar el amor por el aire libre a los niños.

Empezar pronto y hacer del juego al aire libre una prioridad

El primer paso para cultivar el espíritu aventurero en la familia, es convertirlo en una actividad regular y desarrollar un ritmo para los pequeños. Cuanto más expuestos estén los bebés y los niños pequeños a la exploración de las maravillas del mundo exterior y a todos los preparativos que conlleva, más se estimulará su cooperación y entusiasmo.

Las investigaciones demuestran que los niños pequeños están más atentos y concentrados después de jugar en entornos naturales, así que no hay que esperar a que sean mayores.

Comprender estas oportunidades de desarrollo también les ayudará a motivarse como padres cuando las cosas se ensucien inevitablemente. El juego al aire libre puede parecer más arriesgado, pero es importante que los niños aprendan a través del juego qué implica ensuciarse y enfrentarse a diferentes alturas, superficies y texturas, ya sea la arena de la playa entre los dedos de los pies o el barro junto a un arroyo.

Encontrar los paisajes que mejor se adaptan a tu familia sólo será fruto de la prueba y el error. El lugar en el que vives y la distancia que estás dispuesto a recorrer o que puedes recorrer, también marcarán los límites de estas aventuras, al igual que el cumplimiento de las directrices actuales en materia de salud.

No pasa nada por empezar con algo pequeño y ampliarlo a partir de ahí, y puedes estar tranquila por el hecho de que estás participando en actividades socialmente distanciadas.

Equípate con un equipo apto para niños en cualquier lugar

Uno de los principales obstáculos para muchos padres a la hora de plantearse aventuras o viajes con bebés y niños pequeños, es la sensación de estar mal preparados y la confusión sobre qué llevar. Sin el equipo adecuado, los planes pueden venirse abajo rápidamente y marcar la pauta para el disfrute de la familia.

Más difícil aún es encontrar el equipo adecuado para bebés y niños pequeños que haya sido diseñado para el exterior y que contenga la funcionalidad necesaria. Sugerencia: echa un vistazo a la gama de equipos diseñados para satisfacer estas necesidades.

La edad de tus hijos y el nivel de cuidados asociado a ella determinarán, por supuesto, la movilidad general de tu familia y el equipo que puedas necesitar. Por ejemplo, verás que una silla de paseo te impedirá moverte en determinados terrenos y puede que quieras considerar la posibilidad de invertir en una mochila porta bebés para que el viaje sea más suave.

Independientemente de la actividad al aire libre, el arsenal de un padre debe incluir una mochila ligera, pero resistente con espacio para guardar todos los elementos esenciales habituales (además de un botiquín de primeros auxilios).

También debe ir acompañada de una colchoneta plegable para cambiar al bebé sobre la marcha, que pueda funcionar en superficies duras, blandas o imprevisibles. Si te limitas a una bolsa multiusos, te asegurarás de no sobrepasar tu propia capacidad de transporte.

Qué buscar en una bolsa de aventura

-Muchos bolsillos internos, incluido un bolsillo de fácil acceso en la parte delantera.

Compartimento separado para pañales para mantener la higiene durante todo el día.

-Material repelente al agua para protegerse de los chubascos o chaparrones.

-Compartimento húmedo/seco para mantener las cosas frescas y organizadas.

-Forro lavable o limpiable para reducir el trabajo.

Involucrar a los niños en la preparación

Dar a los niños su propia mochila para afrontar las aventuras les ayudará a sentirse incluidos y a fomentar el espíritu aventurero. Recuerda que a los niños les encanta modelar el comportamiento de sus padres y cuando te vean preparar tu mochila, podrás empezar a enseñarles el sentido de la responsabilidad con la suya.

Recuerda que debes asegurarte de que el contenido y el peso de la bolsa son adecuados para su edad, para que no les frene. Si tienes un bebé demasiado pequeño para llevarla, siempre puedes mantener sus manos ocupadas con accesorios inteligentes para el sol, como las gafas de sol de montura flexible, diseñadas para los más pequeños y prácticamente indestructibles.

Las bolsas de merienda especiales reservadas para sus aventuras son otra forma de crear expectación en los niños por las aventuras al aire libre y de domar su inquietud. El objetivo del juego es darles cierta sensación de control y establecer una asociación positiva con tus expediciones al aire libre.

Rompe el itinerario y acepta el juego no estructurado

Las aventuras con niños tienen más que ver con el viaje que con el destino y hay que estar preparado para adaptar los planes bien intencionados. Los padres pueden obsesionarse con completar una actividad determinada como indicador del éxito de la excursión, mientras que los niños suelen estar más preocupados por otras vistas, olores y sonidos.

Seguir su ejemplo te ayudará a mantener unas expectativas realistas. También te ayudará a reducir el estrés al intentar controlar la agenda de actividades y dejar que la experiencia fluya de forma natural.

Al mismo tiempo que se aprende sobre los fenómenos del mundo natural, las aventuras al aire libre deben ser una oportunidad para el juego no estructurado, pero supervisado. Por supuesto, organiza actividades guiadas, como el avistamiento de animales o la recogida de conchas, pero deja espacio para la libertad creativa de los niños.

De hecho, las recomendaciones para niños de 1 a 5 años especifican que el juego debe permitir a los niños:

-Practicar una serie de movimientos diferentes.

Utilizar su imaginación para crear sus propios juegos.

-Experimentar una variedad de espacios y equipos de juego.

-Crear sus propias áreas de juego.

-Sentirse capacitados por lo que pueden hacer.

Al fin y al cabo, los niños son niños, es de esperar que se ensucien la ropa por el camino. Sin embargo, si te mantienes firme y te aseguras de estar bien preparado, las recompensas de las aventuras al aire libre con los niños superarán con creces los aspectos negativos, así que no olvides estos 4 consejos para aventurarse al aire libre con bebés y niños pequeños.

Juego al aire libre

El desarrollo del niño es superior si permites el juego al aire libre, así como explican los expertos en el siguiente video.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...