8 consejos para destetar a tu bebé

0
246
Para aliviar la sensación de saciedad y la congestión, puedes extraer leche.

Como madre, has tomado la decisión de dar a tu bebé los increíbles beneficios de la leche materna. Al igual que cada madre y cada bebé son diferentes, cada viaje de lactancia es diferente y cada viaje comienza y termina en circunstancias únicas, así que estos 8 consejos para destetar a tu bebé podrían ser de utilidad.

Independientemente de los factores que hayan influido en tu decisión de destetar, debes saber que puede ser un momento muy emotivo: puedes sentirte aliviada, sentimental, triste o una combinación de todas estas emociones.

Siéntete orgullosa de lo que has conseguido, tanto si has dado el pecho durante dos semanas como si lo has hecho durante dos años. Has dado a tu bebé la mejor nutrición posible durante todo el tiempo que has podido y eso es algo increíble.

Ya sea porque quieras dejar que tu hijo decida cuándo destetar (destete dirigido por el bebé) como si diriges tú el proceso (destetete dirigido por la madre), aquí tienes algunos consejos para que el destete sea más fácil para ti y para el bebé.

destete
Al culminar con la lactancia, es normal que te sientas aliviada, sentimental o triste.

Consejos para destetar a tu bebé

1. Sustituir o distraer

Intenta anticiparte a los momentos en que tu pequeño querrá mamar y planifica distracciones o sustituciones que le gusten. Por ejemplo, durante una hora de alimentación rutinaria, ofrécele su merienda o juego favorito en su lugar.

2. Acortar o posponer

Ajustando la cantidad de tiempo que dedicas a la lactancia o retrasándola, puedes ayudar gradualmente a que tu bebé esté menos interesado en tomar el pecho. Si tu pequeño te pide que le des el pecho, puedes decirle «ahora no, pero más tarde» o «sólo unos minutos». La esperanza es que más tarde esté ocupado y se olvide de su deseo de mamar, o que se sienta más cómodo amamantando durante menos tiempo.

3. Proceder gradualmente

Dejar de amamantar puede ser un reto para el pequeño, un desgaste emocional para ti y puede provocar complicaciones físicas graves e incómodas, como la obstrucción de los conductos y la mastitis. Uno de los consejos más útiles para el destete es suprimir una toma cada vez, en lugar de todas a la vez. Por ejemplo, intenta retirar primero la alimentación de la siesta. Cuando esté bien, retira la sesión de lactancia de la mañana. Y si eso va bien, aborda la alimentación nocturna.

4. Dedica tiempo a los mimos

Muchos niños toman el pecho por comodidad, además de hacerlo por nutrición, así que, durante el destete, asegúrate de que sigues teniendo tiempo para acurrucarte con tu libro favorito o acurrucarte con tu bebé en una mecedora.

5. No pasa nada por decir que no

Es importante, por tu propio bien, que te des la libertad de decir «no». Aunque quieras respetar los sentimientos y deseos de tu hijo, también debes hacer lo que te convenga. Esto es especialmente cierto cuando tu hijo crece un poco más y tiene tendencia a pellizcar, maltratar o ser contundente con tus pechos. Si quieres decir «no» a la lactancia, eso no te convierte en una mala madre.

6. Puedes estar triste

Está bien sentir una mezcla de emociones, e incluso un poco de tristeza por el fin de la intimidad especial que proporciona la lactancia materna. El viaje de la lactancia materna está terminando, pero aún quedan muchas aventuras emocionantes para ti y tu pequeño.

7. Planea lo inesperado

A veces, una enfermedad o una lesión obligan a separarse del bebé y provocan un proceso de destete brusco. Tener a la mano una reserva de leche materna congelada te ayudará a facilitar la transición del bebé.

8. Aliviar la presión

Durante el proceso de destete, a medida que tu cuerpo se adapta a producir menos leche, tus pechos pueden sentirse llenos. Para aliviar la sensación de saciedad y la congestión, puedes extraer leche, sólo la suficiente para estar cómoda. Algunas madres utilizan bolsas de hielo o compresas para aliviar el dolor.

La decisión de destetar es una decisión personal basada en la relación entre tú y tu pequeño y tú sabes cuándo es el momento adecuado. No importa cuándo ocurra, ni lo larga que haya sido tu trayectoria de lactancia, ¡celebra tu logro!

Si tu hijo es lo suficientemente verbal y puede entender, hazle partícipe del proceso al poner en práctica estos consejos para destetar a tu bebé. Pregúntale dónde le gustaría tomar el pecho. Pregúntale qué le gustaría en su lugar cuando tenga que esperar para amamantar pero tenga hambre o sed. Puedes hacer que se sienta más capacitado en el proceso, en lugar de sentir algo que simplemente le ocurre.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...