Apego: objeto sustituto o transicional

0
781
Apego: objeto sustituto o transicional

Se trata de un osito, una manta, incluso un calcetín, pueden representar una pertenencia que les ayude a sentirse tranquilos y seguros. Alrededor de los 8 meses, es pleno momento de angustia por la separación, muchos niños toman especial afecto por lo que algunos expertos denominan “objeto sustituto” y otros “objeto transicional”.

Objeto sustituto – ¿por qué se encariñan con un objeto o juguete?

Y ¿por qué se escariñarían con estos objetos? Pues bien, la sensibilidad, el compañerismo, y la responsabilidad son solo algunos de los valores positivos que los niños aprenden jugando con sus muñecos. Siempre hay uno del que siente preferencia, con él va a vivir sus vicisitudes de sus primero años, y se convierte en su mejor compañero y cómplice en algunas ocasiones y en su mayor consuelo en otras. El hecho de que el muñeco este desteñido, sucio o roto no cambia su relación él, y que a pesar de todo sea el preferido, es un misterio que solo la mente y la emotividad del niño puede enseñar y que los padres deben respetar. Nunca te desasgas de estos objetos sustitutos a pesar que lo veas feo, puesto que le harías un gran daño.

¿A qué edad los niños comienzan a desarrollo este apego?

Alrededor de los 8 o 9 meses el niño empieza a mostrarse afectado cuando le separan de su madre, pero también de aquellos objetos que más le reconforman. Es en este momento, cuando el juguete o objeto sustituto hace su aparición, forma parte de la vida de tu hijo de un modo tan estrecho que literalmente sin el no come, no duerme si no lo tiene y es muy necesario cuando sale de viaje. Pues, se ha convertido en su mejor compañero, aliado y cómplice en muchas situaciones.

Nuevamente, te resalto lo dicho por los expertos, donde señalan una ves más que estos objeto sustitutos so en gran medida ositos, muñecos y forman parte de un grupo de juguetes con carácter emocional. Pues en ellos los niños proyectan fácilmente sus preocupaciones, ansiedad, sentimientos y frustraciones.

Evolución del apego al objeto sustituto

Ideas finales

Esta relación durará hasta que el niño quiera, pues es una dependencia, pero en algunos casos excepcionales no tiene ningún sentido luchar. Debes tener en cuenta que este tipo de vínculos le ayudará a madurar tanto física como psicológicamente. Lo más normal es que el día menos esperado el niño deja de prestarle atención de manera voluntaria a su objeto favorito sin que nadie intervenga o este involucrado en el abandono, simplemente no lo necesita más.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...