Bebé de once meses: Todo lo que necesitas saber referente a tu pequeño

0
915
Bebé de once meses Todo lo que necesitas saber referente a tu pequeño

Si bien algunos bebés de once meses continúan moviéndose de un sitio a otro pues se sienten más fuertes con la ayuda de sus manos y sus rodillas, y una cantidad mínima ya están caminando sin ayuda, aunque la gran mayoría dan pasitos agarrados de las manos pueden pasear a distancias cortas. 

La posición de pie es su favorita, y ahora lo verás parado en su silla de comer, en la bañera, en el coche o en cualquier parte donde esté sentado, pues tiene muchas energías para estar de pie, si lo sientas para ponerle los zapatos o lo acuestas para ponerle el pañal, se para de inmediato ya que, para él, el hecho de estar por si solo de pie es muy importante y no dejara pasar oportunidades. 

La capacidad para ver, oír, sentir las cosas en el ambiente en que se encuentra, a esta edad ha aumentado mucho más, la salida al supermercado para él es una súper experiencia en la que los diferentes sonidos lo mantendrán siempre distraído, no te extrañes si al estar al frente de algún estante o producto te forme un gran alboroto pues es posible que reconozca una fruta o algún producto que compras para él.

Estimulación sensorial para bebés

La mayoría de los bebés de once meses disfrutan al tocar y sentir diferentes texturas con los pies y con las manos. Como algo curioso, a muchos de ellos pueden hasta no agradarles la sensación de pisar la arena o agarrar con los manos algo pastoso o pegajoso, esto indica el grado de desarrollo que han alcanzado sus sentidos y preferencias; si este fuera el caso de tu bebé, ofrécele estas nuevas texturas gradualmente, dándole tiempo a que se acostumbre. 

Los espacios a sus alrededores como adelante, atrás, afuera, adentro, las domina mucho mejor, y parte de ello se debe a los juegos y actividades que le has ofrecido. 

También, colocar un objeto dentro de otro puede ser todavía una tarea difícil, especialmente cuando le das por ejemplo dos potes vacíos de tamaños similares, y el bebé trata de meter uno dentro del otro.  El mecanismo de ensayo y error parece ser el camino ideal para resolver esto problemas de todos modos, si ves que tu bebe no puede hacerlo ayúdalo en sus posibilidades. 

El aumento de la destreza motora se asocia a frecuentes caídas y accidentes menores, sugerimos que mientras esto sucede no reacciones de forma exagerada, pues algunos niños tienden a asustarse demasiado y la experiencia puede convertirse en llanto y miedo justificado, esto no quiere decir que no le prestes atención porque algunos bebés a veces necesitan de un abrazo o palabras de consuelo que lo ayuden a fortalecer de nuevo e incorporarse a su juego. 

Durante este mes su capacidad para darse de cuenta de lo que sus padres aprueben o desaprueben va creciendo insospechadamente. Es interesante observarlos cuando hacen algo prohibido, como, por ejemplo: arrancarle las hojas a una planta, morder el control remoto del televisor o tirar todo el rollo del papel higiénico y llevarlo a cualquier sitio de la casa. En estos momentos la expresión facial de culpa no la pueden esconder ni disimular, no es malo tener la necesidad por parte de los padres en controlarlos y ponerles limites definidos a sus acciones. 

Por otro lado, cuando hacen algún logro bueno o gracioso que implique para ellos un gran logro les brilla el rostro, buscando a sus padres, tratando de recibir una recompensa en forma de aplausos, abrazos o besos. Todo esto en dosis adecuada le proporciona al niño una alegría interna y externa que lo impulsa a desarrollarse. En otras palabras, yo lo hice y me siento competente constituye la fuerza interna, los aplausos recompensas y besos de sus padres son los refuerzos externos y continuos que refuerzan la evolución y crecimiento de su hijo. 

En este mes el peso y la talla están en 9,800 kg y 74 cm el número de comidas diarias es de 3 y la cantidad de leche es de 8 onzas dependiendo de los requerimientos del bebé. 

Modelo de Desarrollo

Durante el primer año de vida muchos padres piensan que el desarrollo del niño, su madurez y sus nuevas adquisiciones de funciones y enseñanzas lo van logrando en forma vertical. 

En meses anteriores, se pudo haber notado como los niños tenían problemas con el sueño, comían con poco apetito, y se movían torpemente, esa desorganización no es sino simplemente la concentración de su energía la nueva capacidad que emerge, esto a veces sucede de forma violenta que el bebé lo hace de un día para otro. 

Hay que tomar en cuenta que existen bebés con temperamentos distintos al aprender, pareciera que las fases de desorganización fuesen más o menos difíciles. Por otra parte, un factor que también pudiese influir sería una enfermedad, en este periodo podría haber un desequilibrio, en el proceso tanto para el bebé como para los padres. 

Hay que comprender al niño y tener mucha paciencia en estos momentos difíciles en los que su energía se concentra en alguna actividad. 

Actividad Motora

La edad promedio en que los bebés caminan es de 11 a 14 meses, una minoría lo hace antes, en este tema como todos los relacionados con el desarrollo infantil hay diferencias significativas, como los que caminan muy pronto, otros son más cautelosos, se toman su tiempo, sea cual sea el momento este es trascendental para el bebé y muy agradable para los padres una vez que comienzan a caminar no les gusta hacerlo lentamente, sino que corren y chocan con las cosas que están en su camino, es aquí hay que aumentar la vigilancia, al principio caminan con las piernas muy separadas y luego se van arqueando de forma vertical o derechas y los brazos abiertos, a medida que practican se van amoldando a la forma correcta y ganando más equilibrio. 

El hecho de llevar un juguete en sus manos les representa más seguridad al caminar, con esto creen tener más o mejor equilibrio. 

Este proceso es complejo y requiere dominar varios mecanismos como frenar a tiempo, avanzar, girar, retroceder, todo esto es gradual y no será hasta los 18 meses que lo harán perfecto. 

Hasta que el bebé no camine bien, el zapato debe de ser de suela anti resbalante para brindarles mayor protección. 

Si tu bebé es uno de esos aventureros que les gusta los sitios altos o una silla mecedora, intentará imitarte metiéndose en ella, estando muy consciente de las alturas y cuando se baja cuelga las piernas como comprobando si el piso está allí y sentirse mejor, si no lo siente lo más seguro es que llamará. 

Los padres también se preguntan si en esta etapa de desarrollo era mejor cuando gateaba y no ahora que corren como alocados sin rumbo definido, lo importante de esta etapa es que es pasajera, cuando dominen el arte de caminar se tranquilizan un poco más. 

Otra actividad importante es agacharse, recoger un juguete, levantarse fortalece sus músculos y sus piernas, ahora suben mejor las escaleras bien sea gateando o arrastrándose, pero con más fuerza y sincronizando con sus manos, una vez arriba bajan de inmediato. 

Zapatos

Desde que el momento que el niño aprende a caminar hasta los 16 meses los pies crecen con rapidez, y es posible que debas cambiarle de zapatos cada 4 o 6 semanas, una de las reglas prácticas es que a la hora de escoger la medida correcta es que haya 1,5 cm de distancia entre la punta del zapato y los deditos, tallas demasiado grandes o anchas no son convenientes, pues pueden producirles ampollas o deformar la postura natural del bebé al caminar. 

Miedos

Si bien es cierto, el miedo como tal se ve más frecuente en niños mayorcitos, pero esto puede verse en niños menores, el temor a lo desconocido es casi universal, no solo en la niñez sino también en la edad adulta, el bebé de 11 meses le teme a lo nuevo o lo que no conoce o situaciones diferentes también suelen asustarse con juguetes nuevos de formas distintas o que hagan ruidos desconocidos para él. 

O si ve a alguna persona extraña, es normal que no se dejen besar o cargar por un desconocido o simplemente no le gusta que se le acerquen. El miedo a la oscuridad es otro temor que se puede presentar con frecuencia, el miedo a los animales también es común la tendencia del adulto es la de acercar al niño al animal agárralo de la mano y trata de que lo acaricie. Otro temor común es llevarlos al médico, pues lamentablemente las vacunas son parte de las primeras consultas y en determinadas ocasiones el niño asocia el dolor con el doctor y el miedo. 

Aquellos padres que sienten temor a algo en particular y lo demuestren delante de sus hijos, probablemente transmitan la misma sensación sin darse cuenta, la solución es de los padres dependiendo de la capacidad que tengan de dominarse ante tales situaciones. 

Sueño y Alimentación

Los patrones de sueño y alimentación no representan mayores cambios, a esta edad probablemente el bebé continuará más interesado en jugar con la comida y en ver a sus alrededores que en comérsela propiamente, el gusto por determinados vegetales o el sabor de algunos alimentos crece y se define.  Habrá días en que se reusará a comer vegetales y solo coma pollo o la gelatina mientras que en otras oportunidades le sucederá lo contrario, todo es normal y frecuente, si te fijas bien notarás como el bebé en forma natural balancea sus comidas. La cantidad de leche necesaria para crecer normalmente hasta cumplir el primer año es de 2 teteros, o varios vasitos que equivalgan a medio litro por día, o la misma cantidad en quesos, yogur, helado o pudines. Hay médicos que recomiendan un polivitamínico diario, de manera de disminuir un poco la preocupación entera de si comió o no la cantidad adecuada de frutas o vegetales ese día. 

El número de comidas principales es de 3 y muchos continuarán exigiendo su merienda a media mañana y a media tarde, podrás suspender la de la mañana si el niño así lo desea, trata de que estos pequeñitos refrigerios entre las comidas sean constituidos por alimentos nutritivos como pedazos de frutas, quesos o vegetales. 

No exageres con los dulces o las galletas, pues si bien tienen un valor calórico importante, no pasan de eso, la mayoría de las veces solo contribuyen a un futuro sobrepeso. Recuerda que un niño gordo no es sinónimo de bien alimentado. 

Capacidad Intelectual

Son pocos los bebés que pueden hablar algo durante este primer año, pero gran número de ellos domina 2 o 3 palabras, además de papá y mamá es un buen momento para enseñarle el uso de “gracias” y” por favor” unidos a las cosas que le pidas, cuando el niño empiece a hablar estas palabras serán parte normal de su vocabulario, en buena medida la inteligencia emocional se centra en los buenos modales y costumbres.  Es capaz de imitar el maullido de un gato cuando lo ve, y de apuntar hacia arriba cuando oye el ruido de un avión o si le enseñas la foto de un pajarito puede imitar con más facilidad el lenguaje de las expresiones, aunque entienda poco este tema.   El espejo continúa siendo algo curioso y fascinante y si bien ya logra diferenciar su propia imagen de la de sus familiares. 

Desarrollo Sensorio Motor 

Es capaz de agarrar objetos entre su dedo índice y pulgar, algunos pueden hacer una torre con dos cubos, también saben sostener una campana por el mango, si le llenas la cuchara con comida puede llevársela a la boca con precisión, aunque será a partir de los 16 meses que realmente estará en capacidad de hacerlo sin dejar la mitad por el camino. 

Aumenta considerablemente la capacidad para colocar o sacar objetos de diferentes recipientes, puede romper papeles. 

La visión es muy desarrollada en cuanto a la apreciación de formas, colores y dimensiones todo. El alcance visual extendido como tal y capacidad para ver tan lejos como un adulto, solo lo conseguirá a los 6 años aproximadamente. 

Capacidad Social

Por primera vez, te darás cuenta de forma más clara, de su futuro negativismo, el bebé aprende a decir “NO” con su cabecita y lo hace contantemente, aunque quiera decir SI. 

A la hora de la comida lo veras ejercitando su cabeza y cuerpo de un lado a otro como queriendo decir no, este mecanismo es algo normal y deseable en el desarrollo del bebé y llegará a su máxima expresión a los dos años, la constancia en la disciplina, la claridad en las reglas del juego y en el niño que le manifiestes al bebé durante esta lucha por su autonomía le serán invalorables. 

Características del bebé de once meses

  • Se mantiene parado solo. 
  • Se agacha y se levanta sin que lo ayuden. 
  • Camina agarrado de los muebles con facilidad. 
  • Puede dar 1 o 2 pasos sin apoyarse.  
  • Camina agarrado de las manos. 
  • El peso de los varones es de 8 a 12 kg y el de las hembras de 7,4 a 11,8 kg. 
  • La talla de los varones es de 70,1 a 78,7 cm y la de las hembras de 67,8 a 77,2 cm. 
  • Puede decir 2 o 3 palabras además da papá y mamá. 
  • Obedece órdenes y entiende el significado de la palabra NO. 
  • Es consciente en sus acciones, su lenguaje tiene pocos sonidos, asocia ciertas propiedades con las cosas, puede utilizar sus manos en forma alterna, por ejemplo, durante las comidas. 
  • Agarra objetos diminutos con facilidad. 
  • Puede llevarse la cuchara a la boca. 
  • Abre una caja levantando la tapa, imita el movimiento de los adultos, no siempre se comporta de forma cooperativa, cuando lo premian repite una y otra vez el acto de nuevo. 
  • Trata de agarrar y tocar imágenes en el espejo. 
  • Se divierte con juegos como rodar una pelota hacia adelante y hacia atrás.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...