Beneficios del masaje infantil

0
189
El aceite de coco es una buena opción, ya que se absorbe fácilmente en la piel.

Ya sea para calmar a tu pequeño y lograr que se duerma o para aliviar su barriga con gases, un suave masaje puede hacer maravillas. El poder está en tu tierno toque, así que en seguida, detallaremos los beneficios del masaje infantil.

No eres la única a quien le apetece un masaje corporal relajante de vez en cuando. Los bebés también lo encuentran muy relajante, e incluso terapéutico, Y es que, de los cinco sentidos, el tacto es uno de los más desarrollados al nacer y hay estudios que sugieren que el masaje infantil tiene enormes beneficios para ayudar a los bebés a crecer y desarrollarse.

¿Cuáles son los beneficios del masaje infantil?

¿Cómo puede beneficiar el masaje infantil a tu pequeño? Puede ayudar a aliviar las molestias de la barriga y las molestias de la dentición, impulsar su desarrollo muscular, calmarlo cuando está inquieto y tranquilizarlo para que se duerma.

Pero las ventajas no acaban ahí: todas esas caricias y toques facilitan el vínculo con el recién nacido. Además, dar un masaje a tu bebé puede ayudarte a encontrar tu propio zen interior. Puedes empezar con estos suaves masajes el mismo día que traes a tu bebé a casa. O puedes animar a tu pareja a que pruebe dar masajes al bebé, una buena oportunidad para estrechar lazos.

masaje infantil
Sé suave y no apliques demasiada presión o le resultará agobiante.

Cómo dar un masaje infantil a tu bebé

Piernas y pies

Sujeta el talón de tu bebé con una mano; con la otra, empieza por la parte superior del muslo y baja lentamente hasta el tobillo, apretando suavemente la pierna a medida que avanzas, como si estuvieras ordeñando una vaca. Invierte el movimiento y ve del tobillo al muslo. A continuación, frota los pies con los pulgares, desenroscando suavemente y acariciando los dedos. Cambia de pierna. Puedes hacer estas mismas caricias en los brazos y en las manos.

La cabeza

Empieza con las manos a ambos lados de la cabeza de tu bebé, y luego pasa las manos por ambos lados de su cuerpo, desde la cabeza hasta los dedos de los pies. A continuación, dibuja pequeños círculos en la cabeza de tu bebé con las yemas de los dedos.

La cara

Dobla las manos (como si estuvieras rezando) sobre la frente de tu bebé, y luego empuja suavemente hacia fuera desde el centro. Utiliza el pulgar para dibujar una sonrisa en la cara de tu bebé acariciando desde una mejilla, pasando por el labio superior hasta la otra mejilla. Repite la operación en el labio inferior.

Pecho

Dobla las manos sobre el pecho de tu bebé y luego empuja hacia los lados, como si estuvieras alisando las páginas de un libro abierto.

Barriga

Con la punta de los dedos, dibuja un óvalo debajo del ombligo de tu bebé. (Muévete en el sentido de las agujas del reloj, para seguir el camino natural de la digestión.) A continuación, «pasea» las yemas de los dedos de un lado a otro de la barriga de tu bebé, en diagonal, como si hicieras una «X».

La espalda

Acaricia su espalda de lado a lado y luego de arriba a abajo.

Consejos para el masaje infantil

Esto es lo que debes tener en cuenta antes de darle un masaje a un recién nacido:

Haz que el masaje infantil forme parte de tu rutina diaria

Considera la posibilidad de masajear a tu bebé alrededor de la misma hora todos los días para que llegue a esperarlo y lo disfrute. ¿Cuál es el mejor momento? En realidad, no hay un momento «óptimo».

En general, debes elegir un momento en el que no tengas prisa (así que no intentes hacer una sesión de masaje mientras haces la cena o tienes la lavadora y la secadora en marcha) o cuando tu bebé tenga hambre (ya que no disfrutará de los masajes si tiene la barriga vacía) o esté demasiado lleno (es probable que escupa su cena; no cometerás ese error dos veces).

Si utilizas un aceite de masaje, elige uno que sea comestible, sin perfume y que sea un aceite vegetal o de frutas prensado en frío. Claro que no necesitas aceite para frotar a tu pequeño de forma correcta, pero será más agradable para ambos si tus manos se deslizan más fácilmente sobre el cuerpo de tu bebé.

El aceite de coco es una buena opción, ya que se absorbe fácilmente en la piel del bebé y se digiere fácilmente cuando tu pequeño se chupa las manos o los dedos. Utiliza sólo una pizca y aléjate del aceite para bebés o del aceite mineral, ya que obstruyen los poros. Y evita también los aceites de frutos secos, ya que pueden provocar alergias.

Elige una zona que sea cómoda para los dos

Lo ideal es que la habitación esté templada -al menos a 75 grados F- para que tu recién nacido, casi desnudo, no sienta frío mientras realizas el masaje. Puedes masajear a tu pequeño en el cambiador, en la cama (pon una toalla debajo para evitar manchas de aceite en el edredón) e incluso en la alfombra (usa una toalla también). Añade una música relajante de fondo o simplemente aprovecha el tiempo para hablar y cantar a tu bebé.

Sigue las indicaciones de tu bebé

A nadie le gusta que le den un masaje cuando no está de humor y eso también aplica para tu bebé. Si se aparta, frunce el ceño o llora cuando le pones las manos encima, deja la sesión para más adelante. Y recuerda que no es necesario que le des un masaje de cuerpo entero cada vez. Si tu bebé decide que ya ha tenido suficiente después de que le hayas frotado las piernas y los pies, tampoco pasa nada.

Sé suave y no apliques demasiada presión o le resultará agobiante. Otro consejo inteligente del libro de jugadas del masaje infantil: Acariciar en dirección contraria al corazón (del hombro a la muñeca, por ejemplo) es relajante y, por lo tanto, más adecuado para los masajes previos a la siesta o a la hora de dormir.

Acariciar hacia el corazón (de la muñeca al hombro) es más estimulante y más adecuado para cuando el bebé esté despierto y activo. También puedes hacer una combinación de ambos. Ahora que ya conoces los beneficios del masaje infantil, puedes incorporar esta práctica en la rutina de higiene y bienestar de tu bebé.

Masaje infantil en casa

Aprende un poco más sobre el masaje infantil para que puedas realizarlo tranquilamente en casa.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...