Cómo cuidar el pene de tu bebé no circuncidado

0
286
Cómo cuidar el pene de tu bebé no circuncidado
A medida que los niños crecen, el prepucio comienza a retraerse de forma natural.

Lo único que se necesita para saber cómo cuidar el pene de tu bebé no circuncidado, es tener cerca lo necesario y hacer una limpieza suave y externa durante el cambio de pañales, más un lavado con agua y jabón durante el baño.

El cuidado de un bebé no circuncidado es el mismo que el de los bebés circuncidados. Puede ser difícil al encontrar información confusa, contradictoria e incorrecta sobre el cuidado. Una técnica incorrecta puede hacer que el niño necesite una circuncisión más adelante en su vida. Esto puede ocurrir si uno de los padres retrae el prepucio de su bebé antes de que esté preparado.

prepucio del bebe
Forzar el prepucio hacia atrás antes de que esté listo, puede provocar un corte en la piel.

Cómo cuidar el pene de tu bebé no circuncidado

El primer punto que hay que recordar en el cuidado de la zona del pañal de tu hijo, es cambiarle el pañal con frecuencia. Dejar la orina o las heces en contacto con la piel de tu bebé durante cualquier periodo de tiempo, puede provocar enrojecimiento, inflamación o dermatitis del pañal.

Haz lo siguiente para cuidar el pene no circuncidado de tu bebé cada vez que le cambies el pañal:

  • Limpia el pene con agua tibia o toallitas. No utilices bastoncillos, pomadas o cremas especiales, a menos que exista una dermatitis del pañal.
  • No intentes retraer el prepucio a menos que se haya separado naturalmente del glande. Forzar la retracción del prepucio, que suele estar adherido al glande en bebés, niños pequeños y niños de corta edad, puede provocar dolor, sangrado y desgarros. La separación natural del prepucio suele durar meses o años.

No te alarmes si sale una secreción blanquecina por debajo del prepucio. Esto se denomina esmegma infantil y es completamente normal. Las células de la piel del prepucio se desprenden de forma natural, se acumulan debajo y salen al exterior. Pueden ser más visibles cuando el prepucio comienza a separarse del glande. Basta con limpiarlos suavemente durante el baño o el cambio de pañal.

Cuidados del pene no circuncidado durante el baño

El cuidado del mientras lo bañas, es similar a lo que se hace durante el cambio de pañales. Basta con lavarlo suavemente con agua tibia y un jabón suave, no intentes retraer el prepucio. Limpia el pene no circuncidado de tu bebé como lo harías con un dedo (es decir, sólo limpia lo que se ve).

Aunque algunos padres pueden bañar a su hijo todos los días, en realidad no es necesario que los bebés se bañen a diario. Los baños diarios pueden provocar sequedad en la piel, según la Academia Americana de Pediatría.

Signos de infección

No mantener limpio un pene no circuncidado puede permitir que las bacterias, los hongos o los virus queden atrapados y crezcan en el entorno húmedo entre el glande y el prepucio, esto puede provocar una infección. Forzar el prepucio hacia atrás antes de que esté listo, puede provocar un corte en la piel, que también puede infectarse.

En todo caso, permanece atenta a los siguientes signos:

  • Fiebre
  • Pus que sale de la abertura del prepucio.
  • Enrojecimiento, hinchazón o irritación en la punta del pene.
  • La orina sale a chorros.
  • Si tu bebé parece tener molestias al orinar.

Cualquiera de estos signos puede indicar una infección o una balanopostitis (inflamación del prepucio y el glande).

Parafimosis

La parafimosis es una afección en la que el prepucio se atasca en la posición retraída. Esto puede ocurrir cuando el prepucio se separa del glande. La parafimosis puede causar dolor e hinchazón y es una urgencia médica.

Retracción del prepucio

El prepucio está unido a la cabeza del pene en la mayoría de los bebés. A medida que los niños crecen, el prepucio comienza a separarse de forma natural de la cabeza del pene. En algunos bebés, esto puede ocurrir incluso antes de nacer, aunque es poco frecuente.

La mayoría de los padres pueden esperar que esta separación natural se produzca en unos pocos meses, pero puede tardar años y esto también es perfectamente normal.

Aunque la mayoría de los niños experimentarán la separación a los cinco años, sepa que para otros, puede no ocurrir hasta la adolescencia. Lo más probable es que tu hijo sea el primero en darse cuenta de que esto ha ocurrido. Sin embargo, el pediatra también comprobará en cada cita si el prepucio puede retraerse.

Una vez que el prepucio se retraiga fácilmente por sí solo, enséñale a tu hijo a limpiar la zona. Puedes tirar suavemente del prepucio hacia atrás, limpiar por debajo con agua y jabón suave, aclarar, secar la zona y luego volver a colocar el prepucio en su sitio (no lo dejes retraído).

Preguntas frecuentes

¿Cómo se limpia un bebé no circuncidado?

Basta con limpiar el pene con un paño limpio y húmedo o lavarlo con agua tibia y un jabón suave. No intentes tirar del prepucio hacia atrás a menos que se haya separado del glande por sí solo. Asegúrate de secar bien la zona del pañal de tu bebé antes de volver a ponerle el pañal.

¿Cómo se sabe si un bebé no circuncidado tiene una infección?

Los signos de infección son el enrojecimiento, la hinchazón, el dolor al orinar o la salida de pus por la abertura del prepucio. Si notas alguno de estos signos, llama a tu pediatra.

¿Cómo se reduce el riesgo de infección urinaria en un bebé no circuncidado?

Mantener el pene del bebé limpio, seco y cambiarle el pañal con frecuencia son las mejores maneras de evitar una infección urinaria. Además, asegúrate que toma suficiente leche materna o de fórmula y que orina con la frecuencia necesaria para mojar al menos de seis a ocho pañales al día. Aplicando estos consejos, sabrás cómo cuidar el pene de tu bebé no circuncidado.

Recomendaciones

Atendiendo a los consejos de este especialista, sabrás qué tratamiento darle al prepucio de tu bebé.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando...