Cómo encontrar el médico adecuado para tu nuevo bebé

0
190

Durante el primer año de vida de tu bebé, vas a pasar bastante tiempo con el pediatra. Toma medidas antes de dar a luz para elegir un profesional con el que te sientas cómoda y en el que confíes. En esta ocasión, te diremos cómo encontrar el médico adecuado para tu nuevo bebé.

¿Cuándo debería empezar el proceso? Entre uno y tres meses antes de la fecha del parto, es el momento ideal para empezar a buscar un pediatra o un médico de familia. Intenta no esperar hasta el último momento. Una vez que vas al hospital, pasan muchas cosas. Verás a muchos médicos. Vas a pasar por el parto. No es algo que quieras decidir improvisando.

Cuando llegues al hospital para dar a luz, te preguntarán a quién has elegido como médico de cabecera de tu hijo. En seguida, se lo comunicarán al médico de tu bebé, quien le hará una exploración física en las 24 horas siguientes al parto.

Cómo encontrar el médico adecuado para tu nuevo bebé

¿Pediatra o médico de familia? Ambos médicos están capacitados para ofrecer una atención sanitaria de calidad a tu familia. Lo más probable, es que su elección se reduzca a tus preferencias personales y a la relación que tengas con el médico en cuestión. Estas son las principales diferencias entre los dos tipos de médicos:

Un médico de familia está capacitado para prestar asistencia sanitaria a personas en todas las etapas de la vida, desde el recién nacido hasta la tercera edad. Según la Academia Americana de Médicos de Familia, los médicos de familia se forman durante tres años en entornos clínicos reales y reciben formación en todas las áreas de la medicina, desde la pediatría y la medicina interna hasta la obstetricia. Los médicos deben estar certificados por la Junta Americana de Medicina de Familia y tener licencia en el estado en el que ejercen.

En cambio, un pediatra se especializa específicamente en las afecciones y enfermedades de la infancia y en el tratamiento de pacientes desde recién nacidos hasta los 18 años. Según la Academia Americana de Pediatría (AAP), después de la carrera de Medicina, un pediatra en formación completa tres o más años de cursos centrados totalmente en la pediatría.

Busca un pediatra con licencia y que haya obtenido la designación de miembro de la Academia Americana de Pediatría (FAAP), lo que significa que está certificado en pediatría y que se adhiere a las normas y directrices de la AAP.

consulta con pediatra
Busca un pediatra con licencia, inscrito en la Academia Americana de Pediatría.

¿Por dónde empezar?

Lo mejor es consultar con los amigos y la familia. Si a tus amigos les gusta su médico, es probable que tú también encuentres una buena opción con ellos. Asegúrate de que los médicos recomendados forman parte de la red de tu seguro médico. Consulta también las páginas web de los hospitales de la zona, que suelen ofrecer médicos cercanos que aceptan nuevos pacientes.

Programa una visita prenatal

Una vez que tengas una lista de dos o tres médicos, llama y programa una visita prenatal para conocer su personalidad y el entorno del consultorio. Aunque algunos médicos prefieren hacer una consulta telefónica, una cita en persona puede ayudarte a hacerte una idea del consultorio y del personal de enfermería.

Considera si son cordiales, cálidos y serviciales. ¿Cuál es el ambiente general de la clínica? ¿Es agradable para los niños, limpia y acogedora? No se sabe realmente si la personalidad del médico encaja con la de tu familia a menos que se hable con él en persona. Es importante hacer visitas prenatales para ver si la forma de actuar, el trato y el ambiente de la clínica encajan con lo que quieres.

Haz una lista de preguntas

Ahora que tienes programadas las citas prenatales, piensa en qué cuestiones son las más importantes para ti. Por ejemplo, puedes preguntar:

  • ¿Quién verá a mi bebé en el hospital?
  • ¿Cuánto tiempo después de salir del hospital debemos venir a consulta?
  • ¿Cuál es el horario de las revisiones de control del niño y de las vacunas?
  • ¿Qué puedo esperar durante los controles del niño sano?
  • ¿Cuánto tiempo de espera suele haber en las citas?
  • ¿Cómo se gestionan las llamadas fuera de horario?
  • ¿Qué atención urgente recomiendan?
  • ¿Cuál es su disponibilidad para las citas de última hora?
  • ¿Qué tipo de cuidados agudos ofrecen?

Si vas a tener un niño, quizás quieras preguntar por la circuncisión. También sería bueno informar al médico si has tenido alguna complicación durante el embarazo que pueda afectar al bebé después de nacer.

Evalúa la visita

Después de la cita, reflexiona sobre cómo te has sentido con el médico y la consulta:

  • ¿Se abordaron tus preguntas y preocupaciones?
  • ¿Te sentiste cómoda?
  • ¿El médico apoyó o respetó tu opinión sobre los temas que te interesan?
  • ¿Te sentiste escuchada?
  • ¿Estaba el médico apurado?
  • ¿Cómo era el personal de oficina y de apoyo?
  • ¿Cómo era el entorno de la clínica?
  • ¿Es conveniente la ubicación?

Si con el tiempo te sientes insatisfecha con el médico de tu hijo o tienes que cambiar de proveedor debido a cambios en el seguro o a un traslado a una nueva comunidad, asegúrate de que los registros médicos, incluido el historial de vacunas, se transfieran al nuevo médico que elijas.

Sobre todo, tómate el tiempo necesario para asociarte con un profesional sanitario que escuche tus preocupaciones, te ofrezca consejos y opciones sólidas y te proporcione una atención sanitaria de calidad y compasiva durante todo el desarrollo de tu hijo.

De esta forma, te sentirás más apoyada y bien informada, mientras te dedicas a criar a un niño sano y próspero desde el nacimiento. Esperamos que con estos consejos, ya sepas cómo encontrar el médico adecuado para tu nuevo bebé.

Cómo elegir un pediatra

Descubre cuáles son los beneficios que obtendrás si eliges el pediatra adecuado para tu bebé.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...