Cómo limpiar el ombligo del bebé

0
242
Cómo limpiar el ombligo del bebé
Seca el ombligo del mismo modo que secarías las demás partes del cuerpo de tu bebé.

¿No sabes cómo limpiar el ombligo del bebé? Sigue estos pasos sobre cómo lavar la zona del vientre antes y después de que se caiga el cordón umbilical. Antes, los expertos aconsejaban a los padres que limpiaran el cordón con alcohol en cada cambio de pañal, pero ahora la recomendación es limpiarlo varias veces al día y mantenerlo seco.

Cómo limpiar el ombligo del bebé

Prepárate

Reúne todos los elementos que vas a necesitar antes de empezar el proceso de limpieza (recuerda que nunca debes dejar al bebé sin vigilancia en una superficie elevada o cerca del agua).

Para evitar que el cordón se moje, los bebés sólo pueden recibir baños de esponja antes de que se les caiga el cordón (normalmente a las dos semanas de nacer), así que busca una toalla grande y absorbente para tumbar al bebé, una esponja o toallas suaves, bastoncillos de algodón, un pequeño recipiente con agua y jabón o limpiador para bebés (si es necesario, ten cerca ropa limpia y un pañal).

Cuidado del ombligo del bebe
Reúne todos los elementos que vas a necesitar antes de empezar el proceso de limpieza.

Lávate las manos

Lávate antes de manipular el cordón umbilical de tu bebé. Lavarse las manos evita la posibilidad de propagar cualquier germen que pueda causar una infección.

Haz una inspección rápida

Busca signos de infección. Lo que hay que tener en cuenta es el olor del cordón umbilical, las secreciones malolientes, la supuración de pus del cordón umbilical, el enrojecimiento, la sensibilidad o la hinchazón de la piel circundante, el sangrado continuo, la fiebre, el letargo, la falta de alimentación o la irritabilidad. Si notas alguno de estos síntomas, llama inmediatamente a tu pediatra.

Limpia

Sumerge un bastoncillo de algodón en agua caliente. Aprieta la punta para eliminar el exceso de agua. Limpia suavemente alrededor de la base del cordón, luego la piel circundante y sujeta el muñón con un paño limpio y absorbente para secarlo completamente.

Es importante que el cordón umbilical permanezca limpio y seco hasta que se caiga de forma natural. Antes se utilizaba alcohol para limpiar los cordones umbilicales, pero ya no se recomienda porque las investigaciones demuestran que los cordones se caen antes si se dejan secar de forma natural.

Si hay orina o heces en la zona del cordón, no pasa nada. Basta con limpiarlo con un bastoncillo de algodón humedecido en agua tibia, jabón y luego secar el cordón completamente con un paño limpio y absorbente. Limpia también la piel circundante.

Seca el cordón

Coloca un paño limpio y seco sobre la zona con cuidado o utiliza un trozo de papel para secarlo con un ventilador. No cubras el muñón cuando le pongas el pañal a tu bebé. Dobla la parte delantera del pañal hacia abajo o utiliza uno con un recorte para el cordón umbilical.

Prescinde de los extras

No utilices lociones, polvos o aceites sobre el cordón umbilical de tu bebé o alrededor de él. Son innecesarios y pueden provocar una infección. Sigue estos consejos y así sabrás cómo limpiar el ombligo del bebé.

Si el cordón umbilical se ha caído…

Puedes empezar a bañar a tu bebé en una bañera poco profunda con agua tibia. Simplemente limpia el área del ombligo con agua y jabón cuando bañes a tu bebé.

Reúne lo necesario para el baño

Es probable que tu bebé se bañe de verdad y con regularidad, así que utiliza una toallita suave, un jabón o limpiador para bebés y una toalla para secarlo. Llena la bañera del bebé con 5 ó 6 centímetros de agua tibia.

Lávate las manos

Aunque a estas alturas es menos probable que el ombligo se infecte, sigue siendo una buena idea lavarse las manos antes y después de atender la higiene de tu bebé.

Limpia la zona del ombligo

Limpia el ombligo de tu bebé después de lavarle la cara, los ojos, el pelo y la parte superior del cuerpo. Usa la toallita, limpia suavemente el ombligo y sus alrededores, aclara la zona y termina el baño.

Seca el ombligo

Seca el ombligo del mismo modo que secarías las demás partes del cuerpo de tu bebé. Utiliza una toalla limpia y seca y dale suaves golpecitos en la zona, asegurándote de secar bien el interior del ombligo, si tu bebé tiene una entrada.

Hidrata el vientre

Está bien usar loción para bebés alrededor de la zona del vientre después de que el ombligo se cure. Pero aplica la loción con suavidad y evita utilizar productos para adultos que puedan irritar la sensible piel del bebé.

Cómo curar el cordón umbilical

Sigue estas indicaciones y ofrécele la mejor rutina de higiene y cuidado a tu bebé.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...