¿Cómo saber si un bebé se alimenta poco?

0
244
Un bebé puede estar demasiado cansado para alimentarse eficazmente.

Es obvio que un bebé alimentado con biberón no toma la cantidad de leche esperada. Pero, ¿significa esto que no está bebiendo lo suficiente? Puede que sí. O tal vez no. Este artículo explica cómo saber si un bebé se alimenta poco y las distintas razones por las que no toma suficiente leche.

¿Te preocupa que tu bebé no beba lo suficiente porque no toma la cantidad que te han dicho que necesita? ¿O porque su aumento de peso es bajo? El hecho de que un bebé no coma tanto o no gane tanto como se esperaba, no es prueba de que no esté comiendo lo suficiente. Puede ser que se hayan sobrestimado sus necesidades de leche o que las expectativas sobre su crecimiento sean poco realistas dadas sus circunstancias.

El primer paso para resolver este rompecabezas es identificar si tu bebé está subalimentado. La subalimentación significa que el bebé no ingiere suficiente leche para satisfacer sus necesidades de crecimiento y energía. ¿Cómo puedes saber si tu bebé está subalimentado? Hay signos físicos y comportamientos que indican si las necesidades nutricionales del bebé están cubiertas o no.

alimentacion del bebe
Los bebés pueden tener aversión a uno, dos o tres métodos de alimentación.

Signos del estado nutricional del bebé

El crecimiento no es un indicador fiable del estado nutricional actual del bebé.  El crecimiento previo de un bebé puede ser deficiente, pero el problema que lo ha provocado puede estar resuelto. Así, aunque un bebé tenga un peso inferior al normal, podría estar bien alimentado en la actualidad.

O puede ser que el crecimiento del bebé se perciba como pobre cuando en realidad no lo es.  Hay una serie de razones por las que el aumento de peso de un bebé próspero puede parecer pobre. Si ya has confirmado que tu bebé no toma suficiente leche para satisfacer sus necesidades nutricionales, el siguiente paso es identificar la causa.

¿Cómo saber si un bebé se alimenta poco?

Hay varias razones por las que un bebé puede no beber lo suficiente para satisfacer sus necesidades; entre ellas están:

  • El bebé decide evitar alimentarse.
  • Está demasiado cansado para alimentarse eficazmente.
  • Tiene poco apetito.
  • No puede acceder al alimento de forma eficaz (algo le dificulta beber lo suficiente).
  • Tiene una capacidad de succión disminuida.
  • No se le ofrece suficiente leche (materna o fórmula infantil).

1. El bebé opta por evitar la alimentación

¿Por qué un bebé hambriento elegiría evitar alimentarse? Si la experiencia de alimentarse le resulta desagradable, estresante o dolorosa, podría hacerlo. Los motivos por los que un bebé puede preferir pasar hambre a comer son los siguientes:

  • Aversión a la alimentación.
  • Problema de procesamiento sensorial.

Aversión a la alimentación

La aversión a la alimentación es una de las razones más comunes por las que los bebés y niños físicamente bien rechazan las alimentaciones o comidas y consumen menos de lo que necesitan. Una aversión a la alimentación no resuelta puede provocar un mal crecimiento.

Los bebés pueden tener aversión a uno, dos o los tres métodos de alimentación, es decir, a la lactancia materna, al biberón o a comer sólidos. Normalmente, un bebé que ha desarrollado una aversión a la alimentación sólo come de buena gana cuando está hambriento, y entonces sólo un poco.

Está tenso y molesto a la hora de comer. Puede gritar al ver el biberón, cuando se le coloca en posición de comer o en algún momento de la toma, por ejemplo, después de eructar. Deja de mamar y se aparta o arquea la espalda de forma molesta.

Algunos bebés que tienen aversión a la alimentación se alimentan mejor en un estado de sueño porque entonces son menos conscientes de que se están alimentando. Como la aversión a la alimentación significa que el bebé trata de evitar comer y no come de buena gana lo suficiente para un crecimiento saludable, los padres comprenden que no tienen otra opción que seguir presionando al bebé para que coma.

Pero esto empeora la situación. La mayoría de las veces, la razón por la que los bebés y los niños no quieren comer es porque se les presiona repetidamente para que coman.

Trastorno del procesamiento sensorial

Los bebés pueden desarrollar una aversión oral debido a un trastorno del procesamiento sensorial. Perciben las sensaciones de forma diferente a los demás y se alteran ante situaciones y cosas que no molestan a la mayoría de los demás bebés.

Puede que les resulte desagradable el olor, el sabor o la sensación de ciertos alimentos o el tacto de la tetina del biberón y otros objetos en la boca. O pueden ser menos conscientes o hipersensibles a la sensación de hambre.

La aversión oral no es lo mismo que la aversión a la alimentación. Se puede diagnosticar erróneamente que un bebé tiene aversión oral cuando en realidad tiene aversión a la alimentación. Es importante distinguir entre la aversión oral y la aversión a la alimentación porque el tratamiento de cada una es muy diferente.

Diferencias

En el caso de la aversión oral, el bebé suele oponerse a cualquier cosa que se lleve a la boca, incluida la tetina del biberón. Mientras que en el caso de la aversión a la alimentación, el bebé está contento de tener cosas en la boca siempre que no sea la tetina del biberón (o el pecho o la cuchara o la comida en el caso de estos tipos de aversión a la alimentación).

Mientras que la aversión a la alimentación es una de las razones más comunes del rechazo a la alimentación, la aversión oral es una de las causas menos probables. Por lo tanto, es esencial descartar una aversión a la alimentación antes de asumir que la causa es una aversión oral.

2. El bebé está demasiado cansado para alimentarse eficazmente

Un bebé puede estar demasiado cansado para alimentarse eficazmente o demasiado agotado para despertarse para las tomas nocturnas por las siguientes razones:

  • Si se pasan por alto sus signos de cansancio.
  • Si ha aprendido a confiar en asociaciones de sueño que no se pueden mantener.
  • Si se le administran medicamentos sedantes.

Pasar por alto las señales de cansancio

Pasar por alto o confundir las señales de cansancio del bebé con hambre o aburrimiento significa que el bebé puede no tener la oportunidad de dormir cuando está cansado y corre el riesgo de angustiarse debido al cansancio excesivo, que puede atribuirse erróneamente al dolor.

Problema de asociación del sueño

Los bebés a menudo aprenden a confiar en asociaciones de sueño (es decir, accesorios y/o algo que hacen los padres) como forma de quedarse dormidos. Aprender a confiar en asociaciones de sueño que no se pueden mantener durante todo el sueño del bebé puede dar lugar a un sueño interrumpido. El bebé puede despertarse prematuramente del sueño, todavía cansado y de mal humor, como resultado de un sueño insuficiente.

Medicamentos sedantes

Un bebé podría estar demasiado dormido para alimentarse debido a que recibe medicamentos sedantes recetados para tratar los cólicos, como antihistamínicos, antiespasmódicos u otros.

Atendiendo cada uno de estos factores y observando el estado nutricional de tu hijo, esperamos haber aclarado tu inquietud sobre cómo saber si un bebé se alimenta poco.

Cómo saber si el bebé se alimenta correctamente

En el siguiente video podrás detectar las señales para saber si tu hijo se alimenta de forma correcta.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...