Consejos de comunicación no verbal para un apego seguro

0
143
Consejos de comunicación no verbal para un apego seguro
Debes ser consciente de las preferencias de tu hijo en cuanto a ritmo e intensidad.

Las señales no verbales son señales sensoriales que se comunican mediante un determinado tono de voz, tacto o expresión facial. El cuidador principal de un niño reúne todas estas cualidades únicas para crear una sensación de reconocimiento, seguridad y comodidad. Por lo tanto, te ofreceremos una serie de consejos de comunicación no verbal para un apego seguro

Incluso cuando un niño tiene edad para hablar, la comunicación no verbal sigue siendo clave para crear y mantener un vínculo seguro.

comunicación no verbal
Construir un vínculo de apego seguro puede ayudarte a entender los llantos de tu bebé.

Consejos de comunicación no verbal para un apego seguro

Contacto visual

Si miras a tu hijo con afecto, éste captará la emoción positiva que transmite esta señal no verbal y se sentirá seguro, relajado y feliz. Si estás deprimido, estresado o distraído, es posible que no mires directamente a los ojos de tu hijo. Mantener el contacto visual también desempeña un papel importante para conservar el flujo de la conversación.

Expresión facial

Su cara es capaz de expresar innumerables emociones sin que tú digas una palabra. Si tu expresión es tranquila y atenta cuando te comunicas con tu hijo, éste se sentirá seguro. Pero si tu cara parece angustiada, enfadada, preocupada, triste, temerosa o distraída, tu hijo captará estas emociones negativas y se sentirá estresado, inseguro e insegura.

Tono de voz

Aunque tu hijo sea demasiado pequeño para entender las palabras que utilizas, puede comprender la diferencia entre un tono áspero, indiferente o preocupado y un tono que transmita ternura, interés, preocupación y comprensión. Cuando hables con niños mayores, asegúrate de que el tono que utilizas se corresponde con lo que estás diciendo.

Tacto

La forma de tocar a tu hijo transmite tu estado emocional: si estás atento, tranquilo, tierno, relajado o desinteresado, molesto y no disponible. La forma en que lavas, levantas o llevas a tu bebé o la forma en que le das a tu hijo mayor un cálido abrazo, un suave toque en el brazo o una palmadita tranquilizadora en la espalda, pueden transmitir muchas emociones.

Lenguaje corporal

La forma en que te sientas, te mueves y te comportas transmite una gran cantidad de información a tu hijo. Si le hablas con los brazos cruzados y la cabeza hacia atrás, te verá a la defensiva y sin interés. Pero si te sientas con una postura relajada y abierta, inclinándote hacia tu hijo, éste sentirá que lo que dice te importa.

El ritmo, el tiempo y la intensidad

El ritmo, el tiempo y la intensidad de su discurso, movimientos y expresiones faciales pueden reflejar su estado de ánimo. Si mantienes un ritmo de adulto, o estás estresado o desatento, tus acciones no verbales no servirán para calmar, tranquilizar o reconfortar a tu hijo. Debes ser consciente de las preferencias de tu hijo en cuanto a ritmo e intensidad, que suelen ser más lentas y menos contundentes que las tuyas.

Crear un vínculo de apego seguro

Como hay muchas razones por las que un padre cariñoso y minucioso puede no tener éxito en la creación de un vínculo de apego seguro, los profesionales han puesto a disposición de las familias innumerables recursos para ayudar en el proceso.

Al evaluar los consejos de comunicación no verbal para un apego seguro, es importante comprender cómo es un vínculo de apego seguro desde la perspectiva del niño y de los padres.

Además, debes estar preparado para identificar por qué un padre cariñoso puede no ser capaz de crear un vínculo de apego seguro o por qué un bebé puede no ser capaz de participar en el intercambio emocional bidireccional que crea este vínculo.

El apego seguro es una asociación continua entre tú y tu bebé, pero no significa que tengas que ser el padre perfecto. Construir un vínculo de apego seguro puede ayudarte a entender los llantos de tu bebé, a interpretar sus señales y a responder a sus necesidades de comida, descanso, amor y consuelo.

¿Qué es el apego seguro?

Tal cual como refiere este video, el niño con apego seguro, es más probable que tenga un buen desarrollo social, emocional y cognitivo, pues ha aprendido a relacionarse adecuadamente y a establecer lazos afectivos saludables.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...