Consejos para potenciar el cerebro de tu hijo

0
47
Consejos para potenciar el cerebro de tu hijo
Las rutinas también pueden ser útiles si tu hijo tiene problemas con un tema específico.

Todos sabemos cómo termina: tu hijo se pone a hacer algo y cuando vas a verle más tarde, lo que tenía que hacer sigue sin estar hecho. O se le olvidan las cosas. O te pasas horas ayudándole a repasar su trabajo y el resultado es peor que nunca, así que estos consejos para potenciar el cerebro de tu hijo te pueden interesar.

¿Por qué algunos niños parecen tener dificultades para recordar información? ¿Por qué parecen olvidar las cosas con tanta facilidad? Y lo que es más importante, ¿hay algún truco que pueda ayudarles a mejorar su memoria?

Cuando tu hijo aprende información por primera vez, ésta se almacena en su memoria de trabajo, o a corto plazo. Puede perderse o pasar a formar parte de su memoria a largo plazo. Para muchos niños, esta información desaparece y no es raro que tengan problemas de retención.

Los problemas de memoria pueden reflejarse en la incapacidad de tu hijo para recordar cosas, en sus constantes olvidos (por ejemplo, olvidarse de los deberes en el colegio) o en tener que recordarle regularmente que haga algo.

Pero hay buenas noticias, varios estudios han demostrado que puedes ayudar a mejorar su memoria a largo plazo. Aquí tienes seis formas sencillas de empezar.

Memoria de los niños
El estrés y la ansiedad pueden interferir en la capacidad de tu hijo para recordar cosas.

Consejos para potenciar el cerebro de tu hijo

1. Establece una rutina

Hay muchos resultados positivos asociados a las rutinas. Las rutinas ayudan a dar a tu hijo una sensación de seguridad, reducen los problemas de falta de atención y refuerzan su memoria.

Según el psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus, el cerebro pierde su capacidad de retener información con el tiempo. Es lo que se conoce como la curva del olvido.

Ebbinghaus sugirió que la repetición puede ayudar a aplanar la curva de aprendizaje. Establecer rutinas es, por tanto, una forma sencilla de facilitar que tu hijo retenga información específica. Por ejemplo, puedes iniciar una rutina nocturna en la que se espera que haga tres cosas para prepararse para el colegio al día siguiente.

Las rutinas también pueden ser útiles si tu hijo tiene problemas con un tema específico relacionado con la escuela. Por ejemplo, puedes ayudarles a practicar sus habilidades de lectura, escritura o dictado todos los lunes y jueves, inmediatamente después de la merienda. Es a través de esa repetición que tu hijo aprende, así que no te prives de repetir la misma información hasta que la domine.

2. Haz que tu hijo escriba las cosas más importantes

Las listas de tareas y de la compra funcionan porque hay muchas posibilidades de que lo que no esté en la lista, no se haga. Animar a tu hijo a anotar todo lo importante, es una forma fácil de ayudarle con su memoria. Consigue una agenda adecuada a su edad y pídele que anote sus deberes, sus actividades extraescolares y todo lo que necesite recordar.

3. Intenta presentar la información de otra manera

Los niños pequeños a veces necesitan ayuda para poder recordar. Algunos pueden recordar mejor la información si se presenta de forma visual, otros recordarán cualquier cosa que rime.

Una representación visual de lo que se espera de tu hijo puede facilitarle el recuerdo de las cosas. Por ejemplo, pueden hacer fotos de la información importante, o incluso utilizar horarios visuales para recordarles lo que se espera que hagan nada más al despertarse o antes de irse a dormir.

Si tu hijo se olvida continuamente de lo que tiene que llevar al colegio o de lo que tiene que traer de vuelta a casa, una representación visual de los objetos puede facilitarle el recuerdo. Crear rimas con muchas repeticiones también puede facilitar a tu hijo el procesamiento de la nueva información.

4. Pide a tu hijo que repita la información que ha entendido

Es a través de la repetición de la información cómo los nuevos conocimientos pasan de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo. Pedirle a tu hijo que te cuente lo que ha aprendido o entendido, o incluso pedirle que te explique con sus propias palabras en qué consiste su tarea, es una forma eficaz de ayudarle a memorizar la información.

5. Ayuda a tu hijo a lidiar con el estrés y la ansiedad

El estrés y la ansiedad pueden interferir en la capacidad de tu hijo para recordar cosas. Es importante que sepa que cuenta con tu apoyo y que aprender cosas nuevas puede suponer un fracaso antes de que esa nueva información se retenga de forma permanente.

Enseñar a tu hijo mecanismos de afrontamiento, como respirar profundamente o contar hasta 20, puede ayudarle a lidiar mejor con su ansiedad. Asegurarte de que hace suficiente actividad, es también importante para ayudarle a liberar el estrés y para su bienestar general.

Un sueño y un descanso insuficientes también pueden explicar la ansiedad de tu hijo. Por lo tanto, asegurarte de que duerme lo suficiente puede mejorar tanto su salud mental como su capacidad de procesar información.

6. Reduce el número de instrucciones

Si tu hijo se olvida continuamente de lo que tenía que hacer, o si sus tareas o quehaceres se quedan siempre a medias, eso puede significar que tiene dificultades para procesar la información.

Una forma sencilla de evitarlo, es reducir el número de instrucciones que recibe. Por ejemplo, puedes darle una instrucción cada vez y pedirle que venga a verte en cuanto haya terminado lo que les has pedido.

Estos consejos para potenciar el cerebro de tu hijo te ayudarán durante el proceso. Si tienes dificultades con un niño que parece tener problemas para recordar cosas, anímate: la capacidad de los niños para procesar información suele mejorar a medida que crecen y desarrollan nuevas habilidades.

Cómo mejorar la memoria de los niños

En el siguiente audiovisual, se presentan 5 tips para que a los pequeños de casa no se les olvide nada.

 

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...