Crecimiento y entorno familiar en bebé de dos meses

0
1029
Bebe-de-dos-mesesCrecimiento-y-entorno-familiar

Durante el segundo mes, te darás cuenta de lo mucho que ha cambiado tu bebé, sus movimientos antes torpes y erráticos, se hacen más suaves y mejor coordinados. Los músculos del cuello, les permiten sostener la cabeza erguida 45 grados por más tiempo. Es probable, que notes como mantiene sus manos abiertas a menudo, y si le das un objeto ya no se le cae tan fácilmente. Pero, quizás lo que más te dé una idea de su evolución, sea su sonrisa, siendo el inicio de una etapa especial para fortalecer su crecimiento y entorno familiar.

Recuerda que al principio, parecía no tener relación con lo que sucedía a su alrededor. Sin embargo, las risas de ahora están llenas de sentido, viniendo acompañadas de sonidos o vocalizaciones fáciles de asociar a momentos agradables y al contacto con sus padres, consiguiendo de esta manera fortalecer el crecimiento y entorno familiar del bebé. El peso y la talla continúan en ascenso, y el promedio es de 5 kg y 58cm respectivamente. El número de comidas promedio es de 5 a 6 diarias, y la cantidad de leche continúa variando de 120 a 150 ml por toma (4 o 5 onzas).

Patrones de sueño del bebé

Después de un mes de auténticas guardias, donde la noche y el día parecían iguales, es ahora cuando tu bebé comienza a dormir un poco más, y de 4 horas seguidas de sueño pasa a 6 o 7 horas seguidas. Debido a esto, es factible que suspenda su comida de la madrugada. Todo ello, es muy variable y, según estudios realizados por la Universidad Pública de Navarra, se confirma el proceso de prolongación del periodo de sueño.

La capacidad para mantenerse alerta, también crece y te será más fácil interactuar con él durante el día, consiguiendo en él un óptimo crecimiento y entorno familiar afianzado. El tiempo total despierto, puede llegar de 8 a 10 horas diarias.

Integración con los miembros de la familia

El Papá

En cuanto al padre, si es posible trata de que se integre al máximo en las actividades del bebé. Insiste en que lo cambie, lo cargue, lo alimente y te ayude con el baño. Los papas, representan un tipo muy especial de estimulación, y en estas primeras semanas es cuando se establece con más facilidad el lazo afectivo, por lo tanto, no permitas que pierda esta importante oportunidad.

Los hermanos/as

Los hermanitos si los hay, es probable que se hayan acostumbrado a la presencia del nuevo integrante familiar. Sin embargo, las conductas ambivalentes se presentarán con frecuencia, manifestándose a través de los besos o los abrazos excesivamente fuertes, o francas agresiones contra sus padres. Esto, depende mucho de la edad del niño en cuestión y de la forma como hayas sabido manejar la situación. Al más grandecito, pregúntale lo que más le gusta o le disgusta de su nuevo  hermanito, de esta forma le das la oportunidad de que exteriorice sus sentimientos, y esto de alguna manera los descarga o les disminuye la agresividad inicial. Hay visitas o familiares, que primero saludan al hermanito y luego gradualmente al bebe. Parece indicado sobreproteger al bebé, pues de esta manera refuerzas los celos de su hermanito. Permíteles entonces, que lo toquen y jueguen con el bajo tu adecuada supervisión.

Desarrollo de la comunicación en bebés de dos meses

El tiempo, ha hecho de que tu bebe descubra que sus padres no son solamente una fuente de comida, sino también de afecto y seguridad. Es probable, que hayas notado como se te queda mirando la cara cuando le hablas, como estudiándote. Y si bien, todavía puede tardar 10 o más segundos en responderte con risas, vocalizaciones o movimientos, no te olvides de esperarlo pues de esta forma, la comunicación será ideal  y tu bebé aprenderá rápidamente que ciertas conductas provocan determinadas respuestas y viceversa. Los padres sensibles, realizan esto de forma natural, y es gracias a ellos que hemos aprendido a comprender y a respetar el sutil lenguaje de los bebés.

En definitiva, en esta etapa de crecimiento y entorno familiar del bebé es cuando experimenta importantes cambios en lo cuales debe involucrarse a toda la familia, consiguiendo fortalecer el lazo afectivo del bebé.

Manejo del entorno en los bebés

 

 

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...