Crema y protección solar para bebés

0
201
Evita los protectores solares que contengan repelentes de insectos.

Antes de aventurarte al exterior con tu pequeño, asegúrate de incluir en tu cartera crema y protección solar para bebés, ya que protegerlo de los rayos del sol es muy importante porque su sensible piel es muy susceptible de sufrir quemaduras graves.

La mejor forma de protegerse del sol es la prevención, así que intenta permanecer en el interior o en la sombra cuando el sol está más fuerte, entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Aquí tienes algunos consejos sobre cuándo pueden empezar a usar protección solar los bebés y cómo elegir una que sea segura.

Crema y protección solar para bebés

Las recomendaciones de protección solar son diferentes para los bebés más pequeños y para los mayores, así que ten en cuenta la edad de tu bebé antes de empezar a aplicarle crema.

Para recién nacidos y bebés menores de 6 meses

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda mantener a los bebés menores de 6 meses alejados de la luz solar directa. Sin embargo, cuando no se disponga de sombra, se puede aplicar una cantidad mínima de protector solar apto para bebés con un FPS de 30 a 50 (y no inferior a FPS 15) en pequeñas zonas del cuerpo del bebé, como la cara, el dorso de las manos y la parte superior de los pies, a partir de que sea un recién nacido.

Cuidado de la piel del bebe
La protección solar debe usarse todo el año.

Para bebés de 6 meses o más

Aplica un protector solar de FPS 30 a 50 fabricado para niños en todas las zonas expuestas.

Para todos los bebés

Aplica una pequeña cantidad del protector solar en una zona de la piel 48 horas antes de salir a la calle para comprobar si existe una posible irritación. Si tu hijo desarrolla una erupción, habla con tu pediatra sobre las fórmulas especiales para pieles sensibles.

Ten especial cuidado con la cara de tu hijo. Si tu hijo es inquieto, espera a que se calme o distráelo con un juguete antes de aplicárselo. Si la crema solar le entra en los ojos, límpialos suavemente junto con sus manitas con un paño limpio y húmedo.

Una cosa más a tener en cuenta: la protección solar debe usarse todo el año. Incluso en invierno, el resplandor de la nieve y los rayos del sol pueden combinarse para causar graves quemaduras. Y recuerda que las nubes no bloquean los rayos UV, sólo los filtran. ¿En resumen? La protección solar es imprescindible siempre que tu bebé esté al aire libre.

¿Qué cantidad de protección solar debe llevar el bebé?

Para los bebés de 6 meses o más, extiende una cantidad abundante de protector solar, aproximadamente medio vaso, por toda la piel expuesta entre 15 y 30 minutos antes de salir al exterior. No escatimes: en este caso, más es mejor.

Para los bebés menores de 6 meses, se recomienda aplicar una pequeña cantidad de crema y protección solar para bebés en las zonas expuestas. Presta especial atención a la nariz y las orejas y protege los labios con un bálsamo labial que tenga un FPS 15 o superior.

Vuelve a aplicar el protector solar cada dos horas aproximadamente si es resistente al agua y más a menudo si estás al aire libre durante mucho tiempo, si tu bebé se moja o si el protector solar no es resistente al agua. Ten en cuenta que el protector solar desaparece después de nadar o sudar, incluso si es resistente al agua, y puede tardar hasta 30 minutos en ser efectivo después de su aplicación.

¿Qué tipo de protector solar es seguro para el bebé?

Algunos protectores solares son mejores para tu bebé que otros. Aquí tienes algunos consejos para comprar un producto que sea seguro y eficaz:

  • Intenta elegir una fórmula específica para bebés o niños y que sea resistente al agua, aunque tu pequeño no se moje.
  • Para evitar las erupciones, comprueba que los ingredientes contengan dióxido de titanio y óxido de zinc. Estos ingredientes hipoalergénicos se asientan sobre la piel en lugar de ser absorbidos por ella como los protectores solares químicos.
  • La etiqueta debe decir «amplio espectro«, lo que significa que protege tanto de los rayos UVA como de los UVB.
  • Opta por un FPS de 30 a 50 (y no inferior a 15). Los expertos desaconsejan los productos con un FPS superior a 50 porque pueden no ser más eficaces que los de FPS inferior y podrían hacer creer a los padres que no tienen que volver a aplicarse con tanta frecuencia.

Por último, evita los protectores solares que contengan repelentes de insectos, ya que son menos eficaces. Si necesitas un repelente (y tu bebé tiene más de dos meses y tu pediatra te da el visto bueno), cómpralo por separado y rocíalo sólo después de aplicar el protector solar.

Cremas y protectores solares

En el siguiente video, una especialista explica cuáles son los mejores protectores solares para niños y bebés.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...