Prepárate: el cuidado de bebés y niños ya no es como antes

0
283
cuidado de bebés y niños
Algunos juguetes también se han vuelto de alta tecnología.

Los nuevos abuelos pueden sorprenderse de lo mucho que ha cambiado la situación de sus hijos cuando eran bebés. Es de esperar que aprendan una nueva serie de protocolos de seguridad, que manejen una serie de artilugios desconocidos y que sigan unas recomendaciones de alimentación y sueño que no coinciden con las que aconsejaba su pediatra hace 30 años, así que ¡prepárate!: el cuidado de bebés y niños ya no es como antes.

Nuevas normas para el cuidado de bebés y niños

Con tanto que aprender, algunos expertos están añadiendo clases para ayudar a los nuevos abuelos a adaptarse en lo que respecta al cuidado de bebés y niños.

Seguridad

En el coche

La mayoría de los abuelos ya saben que las sillas de coche son imprescindibles. Pero, muchos no saben cómo han cambiado las normas. Los bebés van en el asiento trasero, nunca en el delantero. Las sillas de coche van orientadas hacia atrás, hasta que los bebés tengan al menos 2 años.

Los niños pequeños hasta 4 años van en un asiento orientado hacia delante. Los niños de entre 4 y 8 años, o que midan menos de 1,5 metros, deben ir sentados en un asiento elevado. Por ley, los niños no pueden sentarse en el asiento delantero hasta los 13 años.

En el piso

La seguridad del sueño también ha cambiado. Durante décadas, los padres ponían a sus recién nacidos a dormir boca abajo. Luego, en 1994, el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano lanzó su campaña «Back to Sleep». Ahora, los padres acuestan a los bebés boca arriba.

Los datos sugieren que los bebés están más seguros frente al síndrome de muerte súbita del lactante, o SMSL, cuando duermen boca arriba. De hecho, las muertes por SMSL se han reducido en un 50% desde 1994.

Del mismo modo, los nuevos abuelos pueden sentirse sorprendidos por la crudeza de las cunas actuales. Están vacías: sin protectores, sin juguetes y sin mantas sueltas. Todo ello constituye un riesgo potencial de asfixia. En cambio, se anima a los padres de hoy a envolver a los bebés, especialmente a los recién nacidos, con mantas especiales diseñadas para ello.

cuidado del bebe
Aunque las prácticas de crianza pueden cambiar de una generación a otra, el valor de los abuelos cariñosos nunca cambia.

Bebés de alta tecnología

Algunos juguetes también se han vuelto de alta tecnología.  Ahora, expertos en puericultura advierten del peligro de los saltadores: los bebés pueden golpearse la cabeza contra el marco de la puerta o lesionarse el cuello. Lo mismo ocurre con las andaderas, que suponen un riesgo de caída. Por ello, muchos padres tienen un saltador autónomo más seguro, adornado con juguetes de colores, música y luces.

En efecto, los nuevos artilugios provocan en los abuelos un shock: 1.000 dólares o más por los cochecitos de gama alta ó 1.200 dólares por los moisés «inteligentes» que se balancean solos. Sin embargo, muchos padres pueden encontrar opciones de alquiler o de segunda mano.

El pecho: sigue siendo lo mejor

A las mamás de la época, se les animaba a dar el pecho a sus bebés durante el primer año, y ese consejo sigue vigente. Muchas de las madres actuales son profesionales de la extracción de leche. Incluso, existe un modelo que se puede llevar debajo de la ropa y que permite extraer leche mientras se lleva a cabo la rutina diaria.

Los pediatras solían aconsejar a los padres que dieran a los bebés pequeñas cantidades de agua a través de un biberón: eso ya no existe. Los bebés obtienen suficiente líquido con la leche materna o la de fórmula.

De igual modo, dar a los bebés puré de guisantes de un tarro con una cuchara, puede ser cosa del pasado. Los alimentos para bebés vienen en bolsas en lugar de tarros. Y algunos padres milenarios están optando por el «destete dirigido por el bebé», omitiendo por completo el puré y pasando directamente a los alimentos blandos con los dedos alrededor de los 6 meses.

Otras recomendaciones

Otros consejos recientes para el cuidado de bebés y niños advierten sobre no usar collares o cuentas para la dentición, ni geles que contengan benzocaína. Y si tienes la tentación de consentir a tu nieto con tiempo de televisión y golosinas, espera resistencia. Los padres de hoy se preocupan más por el tiempo de pantalla y el azúcar.

Aunque muchos padres de la época limitaban el tiempo de televisión de sus hijos, investigaciones recientes sugieren que un exceso de cualquier tipo de tiempo de pantalla -en tabletas, ordenadores, teléfonos móviles y videojuegos, además de la televisión- puede afectar negativamente al desarrollo de los cerebros jóvenes.

Y el azúcar, que antes se consideraba una fuente de calorías vacías en su mayor parte benigna, es ahora responsable de la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardíacas y hepáticas, según las investigaciones.

Contener la lengua

Estas nuevas realidades del cuidado de bebés y niños pueden crear confusión e incluso, conflictos en un momento en que la relación entre los nuevos abuelos y sus hijos adultos -los nuevos padres- está en proceso de cambio.

Aunque los métodos de crianza hayan cambiado, el valor del vínculo con los abuelos no lo ha hecho. A pesar de que la información que manejen esté anticuada, su sabiduría sigue siendo valiosa. Cuando los nuevos padres se obsesionan con la perfección, los abuelos y los amigos mayores pueden equilibrarla con una perspectiva más compasiva y a largo plazo.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...