Desarrollo Social y características del bebé de 12 meses

0
910
Desarrollo Social y características del bebé de 12 meses

A los bebés de 12 meses les gusta mucho realizar experimentos con diferentes sensaciones: objetos húmedos, mojados, fríos, pegajosos, duros, suaves. Esta investigación continúa en su desarrollo social a la hora de comer, y la tarea de sacarle las manos del plato de comida a veces se hace imposible, hasta los padres más obsesivos con la limpieza terminan por rendirse ante la persistencia de algunos de estos bebés. 

Los diferentes sonidos los atraen de la misma forma en que lo hacen las variadas texturas de las cosas por esto lo vemos golpeando la vajilla con la cuchara, así como su silla de comer o la mesa donde lo alimenten, para obtener de esta forma toda una gama de sonidos. 

Ahora agarra los objetos con mucha precisión, sin necesidad de verlos directamente, al hacerlo utiliza una mano más que la otra, haciéndote ver con claridad su futuro lado dominante. 

Antes lo veías separar los juguetes, dejándolos por todos los rincones de la habitación, pero de ahora en adelante sucederá lo contrario y podrás notar como la tendencia es agruparlos. Así pues, prepárate a recoger montoncitos de 3 juguetes en diferentes sitios. 

Muchos bebés de 12 meses consiguen construir unas torres de dos o tres bloques, si antes ven a alguien haciéndolo, otro detalle interesante lo constituye su capacidad para almacenar, si el niño tiene un objeto en cada mano. 

Otro detalle interesante lo constituye su capacidad para almacenar. Si el niño tiene un objeto en cada mano, y le ofrecen un tercer juguete, es posible que se coloque uno en la boca o debajo del brazo, de que esta destreza le será muy útil más adelante. 

Alguno de ellos ya se pegaron a un objeto tradicional osito, muñeca, entre otros, o están a punto de hacerlo, es divertido verlos repetir lo que pasa con ellos mismos como darles comida o bañarlos imitando tus acciones si le das un lápiz es probable que raye el papel sin mucho sentido es lo que se espera a esta edad, a los 21 meses son capaces de imitar una raya vertical, y a partir de los dos años intentan copiar círculos o formas un poco más complicadas. Por lo tanto, no es necesario apresurarse demasiado. 

La hora del baño sigue siendo espectacular como experiencia, en lo que sus juguetes estén flotando intentarán ser hundidos, y aquellos que no lo hagan tratarán de hundirlos. 

Los bebés comienzan a cooperar y a resistirse al mismo tiempo esto representa la ambivalencia entre ser independientes y dependientes de sus padres. 

Contenido de este artículo:

Desarrollo Social 

Los bebés de un año controlan bien sus primeras palabras, ”mamá” no significa sino que de acuerdo con su tono de voz o la entonación que usen, indica que vengas inmediatamente a cargarlo o a resolverle algún problema. De la misma forma, un simple “banban” o algún golpecito quiere decir que quiere tetero, lo más interesante es que las madres son capaces de entender un sin número de vocablos, que para otra persona pudiese no significar nada. 

El bebé conoce los nombres de todos los integrantes de la familia. Su lenguaje receptivo, o sea, lo que es capaz de entender es inmensamente más grande de lo que puede expresar durante el segundo año lo vas a ver multiplicar sus palabras y para darte una idea un niño de 18 meses es capaz de decir entre 20 a 40 palabras y mientras estén más grandes y desarrollados seguirán dominando más. 

Muchos de los retrasos que se ven en el lenguaje están asociados a trastornos tipo crónicos como algunas infecciones del oído medio, las cuales a veces pueden ser corregidas a tiempo, de forma tal que no afecten el desarrollo de este importante sentido. 

Los bebés de 12 meses expresan muchas de las emociones y son capaces de reconocerlas en otras personas. El interés, la curiosidad, y el deseo de imitar lo que hacen los adultos los convierten en verdaderas esponjas del aprendizaje. 

Los lugares y personas extrañas pueden darles miedo y es probable que reaccione de forma brusca cuando lo separen de la madre. Necesita saber que ella está cerca cuando se encuentra en un sitio diferente. 

A medida que el niño desarrolle su personalidad no es raro que los padres caigan en la tentación de identificarse exageradamente con su hijo y consciente o inconsciente tratan de amoldarlo a la forma que a ellos les hubiera gustado ser. 

A toda madre le gustaría que su hijo sea brillante, super inteligente y entonces enfatizan el área del lenguaje y la lectura, olvidando el interés que pueda tener el niño en construir una torre de bloques o jugar a la pelota, de la misma forma, muchos papás pueden decidir que su hijo sea un super atleta, aun cuando al niño lo que más le gusta es leer o pintar. 

En ambos ejemplos, la identificación exagerada no contribuye en absoluto al desarrollo de la originalidad y de los intereses propios del niño, lo que harán sentirse como alguien único y a la larga confirmarán su propia imagen. La respuesta está en guardar el equilibrio, y balancear tus ideas y metas con los intereses y habilidades del niño, respetando siempre lo especial y diferente que pueda ser de ti, así como estimularlo en sus decisiones  e inquietudes. 

Características: 

  • Cuando se encuentra de pie puede girar sobre sí mismo en 90º. 
  • Si ya camina probablemente todavía prefiera gatear o arrastrarse. 
  • Puede hacer nuevas maniobras al caminar. 
  • Se pone de pie sin ayuda, pasando de la posición agachada a la urgida. 
  • Sube y baja las escaleras de manera peculiar. 
  • Algunos pueden salirse de la cuna o del corral. 
  • Se sienta con suavidad. 
  • Muchos de ellos insisten en alimentarse solos. 
  • Pueden quitarse alguna prenda de vestir. 
  • Cuando se bañan hacen movimientos como si estuviera nadando. 
  • El peso de los varones oscila entre los 8,1 a 12,4 kg y en las hembras entre 7,6 a 12,3 kg. 
  • La talla de los varones oscila entre los 71,3 a 80,2 cm y en las hembras entre 68,8 a 78,7 cm. 
  • Percibe los objetos como algo separado. 
  • Abre el envoltorio de un regalo. 
  • Recuerda los eventos. 
  • Puede agrupar algunos objetos por formas o colores. 
  • Sigue algunas instrucciones sencillas y comprende más. 
  • Comienza a desarrollar su consciencia. 
  • Balbucea frases cortas. 
  • Usa y alcanza objetos en una de sus manos, agarra un objeto con precisión sin necesidad de verlo directamente, construye una torre de dos o tres cubos después de ver como se hace. 
  • Le gusta mucho jugar con el agua. 
  • Cuida o se apega a un osito o muñeca. 
  • Expresa muchas de sus emociones. 
  • Demuestra gran interés en lo que hacen los adultos. 
  • Le teme a las personas y lugares extraños. 
  • Reacciona de forma brusca cuando lo separan de la madre. 
  • Puede rehusarse a que le den la comida o alimentos nuevos.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...