Enfermedades comunes en la infancia: síntomas y tratamientos

0
875
Enfermedades comunes en la infancia síntomas y tratamientos

Te ofrezco una información sobre algunas enfermedades más comunes en la infancia. No se pretende reemplazar el consejo o la consulta con tu pediatra. No lo vayas a tomar como una guía para que tú misma diagnostiques y le apliques tratamientos tu hijo. Simplemente, son consejos que sería muy importante tomarlos en cuenta para así tener un conocimiento de una posible situación dada y no te agarre desprevenida.

Recuerda que así como los niños son únicos y diferentes, las enfermedades también se pueden manifestar de varias formas. Utiliza estas informaciones como guías en general y como madre confía en tus instintos; cada vez que los padres tiene la sospecha que algo anda mal con su bebe es porque están en lo correcto. Por lo tanto si tienes alguna duda, inquietud o preocupación consulta con tu pediatra el sabrá como analizar cada situación.

Enfermedades comunes en la Infancia

FIEBRE – Síntomas

La fiebre es sin duda un signo muy frecuente en la mayoría de las enfermedades infantiles, y no deja de ser motivo de ansiedad tanto para los padres como para el doctor.

La temperatura normal del cuerpo puede variar de los 36°C a los 38°C. En caso de temperaturas mayores debemos preocuparnos. Con frecuencia, hay bebés cuyo problema inicial es la fiebre, por lo general esto es un cuadro viral. En estos casos, después que el doctor haya realizado un examen físico y completo y no se encuentre una explicación obvia para la infección, se debe mantener al niño en observación por uno o dos días hasta que aparezcan otros signos o síntomas menores. Signos como mocos en la nariz, ojos llorosos,  disminución del apetito, vómitos o diarreas.

En los síndromes gripales, el tratamiento es sintomático. En realidad, son muy pocos los medicamentos que realmente eliminen este tipo de virus. Para el control de la temperatura son suficientes los medicamentos descritos por tu médico, aunque no se descarta la posibilidad de hacer unos análisis más profundos como pruebas de sangre, heces, orina, y hasta radiografías del pecho, cultivos de sangre y punción lumbar. Si la fiebre es de origen bacteriano, el resultado de todo esto indicará el tipo de antibióticos a utilizar.

Es importante recordar que niños menores de 6 meses con fiebre tienen un riesgo mayor de que la causa sea bacteriana, y en niños menores de 3 meses la fiebre representa una visita automática al médico.

CONTROL DE LA FIEBRE

Líquidos: ofrécelos al bebé en abundancia. Con frecuencia, puede no demostrara mucha sed; sin embargo, las temperaturas altas aumentan la perdida de líquidos a través del sudor y la reparación, favoreciendo la deshidratación.

Exposición al aire: desviste al bebe dejándole el pañal. Así expones la piel del bebe al aire contribuyendo con la perdida de calor.

Baño con esponja: utilizando una esponjita y agua tibia, no necesitas agua helada ni agregar alcohol, solo humedece y frota todo el cuerpo del bebe. Repite esta operación  cada dos horas. Permite que el agua se evapore del cuerpo por ella misma, pues así favorece la perdida de calor.

Medicinas: Probablemente el medico te recete acetaminofén o ibuprofeno  para bajar la fiebre, asegúrate de que él bebe no sea alérgico a ninguno de estos medicamentos y sigue las instrucciones del médico.

VÓMITOS Y DIARREAS – Síntomas

Existen muchas causas de producir vómitos y diarreas  durante el primer años de vida; sin embargo la más frecuente de ellas  es viral. Afortunadamente, casi todos los bebes son capases de defenderse por ellos mismos de estos cuadros infecciosos. Ayúdalo con una simple dieta y líquidos abundante, además existen nuevas vacunas orales contra el rotavirus que se colocan en el primer año de vida y que no son muy afectivas.

Ofrécele líquidos por 48 horas. Los menores de 6 meses puedes darles sueros de bebes con potasio azúcar y sal,  durante las primeras 6 horas trata de que tome pequeñas cantidades, no mayores de 180ml por hora, si el niño vomita, de todos modos continua ofreciéndole  la solución lentamente entre 15 a 20 minutos, después de esta primera fase puedes darle los líquidos que tolere, cada 2 o 3 horas debes de suspender temporalmente los alimentos  sólidos y la leche, porque en ciertas gastroenteritis existen intolerancias a la lactosa( azúcar de la leche) y tiende a producir más diarrea.

Si le estas dando pecho puedes continuar haciéndolo, pues la leche materna parece no agravar la diarrea. El pediatra te puede sugerir leche de soya o fórmulas sin lactosa. A los mayores de 6 meses puedes darles tomas frecuentes de suero  también le puedes ofrecer jugo de manzana natural, diluido a la mitad con agua gaseosa, gelatina preparada con el doble de agua, caldo de pollo o de carne, suspende la leche, a menos que estés dando pecho.

Algunos niños después de sufrir cuadros diarreicos virales pueden quedar intolerantes a la sacarosa, a los azucares de fruta y a la lactosa por semanas, por lo tanto no te extrañes si tu pediatra prolonga la dieta. 

Tratamientos

Si la diarrea persiste después de 48 horas con la dieta descrita, o si aparecen signos o síntomas de deshidratación moderada como son  llanto sin lágrimas, ojos hundidos, fontanela deprimida, boca seca, orina en poca cantidad mejorando menos de 3 pañales por día, bebe soñoliento, consulta inmediatamente con tu medico  este tomara las medidas del caso que incluye la hidratación intravenosa y tratara de encontrar otras causas, como la bacteria, parásitos, alergias alimentarias, intoxicaciones, etc.

En cambio, si la diarrea mejora, puedes a comenzar a darle de nuevo la leche. Mitad de leche, mitad de agua algunos médicos. Cambia por leche de soya durante algunos días. Si ya está comiendo sólidos, puedes darles cereal de arroz, zanahorias, manzanas y pollo a la plancha. Mantén al bebe con esta dieta por 24 horas si después de 24 horas la diarrea ha desaparecido él bebe puede volver a su dieta normal.

Recuerda que siempre que él bebe presente vómitos y diarreas  es muy importante que ingiera líquidos de lo normal, con la finalidad de reponer todo el que haya perdido. Si lo vez actuando de manera extraña presenta los síntomas de deshidratación mencionados, acude prontamente a tu doctor.

OTITIS

Casi todos los niños durante los primeros años de vida presentan, por lo menos una vez, lo que llamamos inflamación aguda del oído medio. Por ende, es una de las enfermedades más comunes en la infancia. Todos sabemos que el 25% de los bebes presentan otitis durante el primer año y la incidencia máxima se halla entre los 6 y los 9 meses. Podríamos definir esta frecuente enfermedad como la acumulación de líquido en el oído medio del bebe.

Los síntomas más frecuentes  son fiebre alta, dolor moderado a intenso, irritabilidad, falta de apetito, en algunos casos vómitos y diarreas. A menudo la afección viene precedida de un cuadro gripal, y es característico ver al niño halándose las orejitas.

La otitis en su mayoría es viral, y otra buena cantidad son producidas  por bacterias. El diagnóstico se hace mediante un visualización del tímpano con un aparato llamado otoscopio, el tímpano aparece rojo he inflamado, y en algunos niños puede romperse, en estos casos sale un líquido purulento a través del oído externo.

El tratamiento se basa en calmar el dolor con analgésicos tipo acetaminofén o ibuprofeno, gotas analgésicas 4 o 5 gotas en el oído, calor local colocando  un fomento o pañitos tibios contra el oído afectado esto debe ser indicado por un médico, una vez iniciado el tratamiento veras resultados positivos a las 48 horas o 72 horas.

Como todas las enfermedades de los niños los padres y los familiares deben mantenerse tranquilos y calmados, si le demuestras ansiedad al bebe la captaran inmediatamente y solo servirá para que se sienta inseguro,  llore más aun, y se agrave la situación.

RESFRIADO COMÚN – Enfermedades comunes en la infancia

Las infecciones respiratorias  son un problema frecuente en los primeros años de vida,  algunos afirman que junto con los procedimientos diarreicos, son las dos primeras enfermedades durante la infancia.

 Como su nombre lo dice, se trata de una afección definida, caracterizada por un periodo de incubación  de uno a tres días, que comienza con estornudos, irritación de los ojos y congestión nasal con mucosidad abundante. Algunos bebes presentan fiebre moderada, tos seca, ardor o dolor de garganta y disminución del apetito. El cuadro es producido fundamentalmente por los virus de la influenza, rinovirus y muchos otros más. La enfermedad tiende a ser benigna y desaparece de 5 a 7 días.

El tratamiento es puramente sintomático. Debe administrarse abundantes líquidos, porque evitan secreciones espesas y así facilitan el paso del aire a través de las vías respiratorias, en algunos casos se hace necesario el control de la fiebre y de la tos si es excesiva. También es beneficioso evitar cambios de temperatura, y bastante reposo.

En algunos casos los cuadros gripales pueden complicárseles al añadírseles infecciones bacterianas. Así pues, no es extraño que en un momento dado él bebe presente otitis o dificultades para respirar de origen pulmonar. Por lo tanto, es prudente que el medico siempre examine al niño aunque solo se trate de un refriado común.

ERUPCIONES – Síntomas

Las erupciones pueden ser consideradas como una causa frecuente de visitas al doctor. durante la infancia, en algunos casos el diagnóstico se pudiera hacer por teléfono. En otros, se requiere de algunos exámenes de laboratorio e inclusive a posible visita a un dermatólogo el tratamiento depende de la causa que lo produzca

RUBEOLA – Enfermedades comunes en la infancia

Es una enfermedad contagiosa producida por un virus  se trata de una infección leve, la mayoría de las veces  no produce más complicaciones que las ocasionadas por un resfriado común.

Los primeros días el niño puede presentar fiebre  ligera síntomas de tipo catarral, dolor de garganta, en algunos casos los ganglios se pueden inflamar y son fáciles de sentir detrás de las orejas  la erupción aparece en el segundo o tercer día, y consiste en puntos rojizos de 2 a 3 mm planos, que se distribuyen primero detrás de las orejas, luego en las mejillas  y frente a la nariz para luego extenderse por todo el cuerpo el color es rojo pálido y si lo presionas con el dedo desaparece momentáneamente, el periodo de incubación o antes que parares can los síntomas es de 14 a 21 días y 5 días después de aparecida la erupción.

Se considera contagioso la enfermedad se transmite de persona a persona. Esta enfermedad es benigna. En general, todos los niños deben ser vacunados contra la rubeola y en especial aquellas mujeres en edad reproductiva que no hayan tenido esta enfermedad.

VARICELA – Enfermedades comunes en la infancia

También conocida como lechina es una enfermedad producida por un virus herpes zoster. Es una enfermedad muy común en la infancia.

 El síntoma principal lo constituye una erupción muy pruriginosa caracterizada por grupo de pequeñas ampollitas  llenas de un líquido claro, rodeadas por un halo rijoso que aparece por todo el cuerpo alrededor de los ojos, boca, genitales, las lesiones de este último sitio pueden ser dolorosas. Además, la erupción el niño puede presentar fiebre moderada pero en general, no luce muy enfermo. Con los días las ampollas se rompen y aparecen costras.

 La enfermedad dura de 7 a 10 días el periodo de incubación es de 14 a 21 días después de secarse la última lesión. El tratamiento se basa en tener las lesiones limpias y no rascarse. La vacuna contra esta enfermedad ha resultado muy efectiva y está indicada para todo niño mayor de 1 año, son 2 dosis además confiere inmunidad duradera; es decir, no repite.

SARAMPION

Se trata de una de las enfermedades más comunes en la infancia. Es altamente contagiosa producida por un virus que afecta a todo el organismo, primordialmente la piel y vías respiratorias. El niño puede presentar fiebre mocos abundantes, ojos irritados y llorosos malestar general tos seca. Algunos niños diarrea, al tercer día la temperatura baja,  y aparecen las lesiones en la región interna de la boca a los 4 o 5 días la fiebre regresa de nuevo y entonces aparece la erupción característica, comienza en la frente y luego detrás de las orejas para extenderse del resto del cuerpo.

Las lesiones son elevadas, rojizas,no pican, y en la medida que se encuentras más se juntan y dan la impresión de que se hicieron mayores. Si las presionas con el dedo, no desapareces como el caso de la rubeola. Al sexto día la erupción comienza a desaparecer y usualmente al cabo de una semana los síntoma también lo han hecho.

 Aunque es considerada benigna  esta enfermedad puede tener complicaciones  serias como otitis, ulceras de la córnea, bronconeumonía, laringotraqueitis, encefalitis, en algunos casos puede dejar secuelas permanentes. El periodo de incubación  comprende desde el momento del contagio hasta la aparición de los primeros síntomas catarrales y es de 9 a 11 dias.

LARINGOTRAQUEITIS

Se trata de una enfermedad respiratoria que afecta a los niños en edades comprendidas de 3 meses a 5 años caracterizada por tos de foca de aparición súbita casi siempre precedida por un cuadro gripal. Es también una de las enfermedades más comunes en la infancia. El agente etológico puede ser viral o en otras oportunidades bacteriano.

El niño se despierta de repente con la tos  descrita, llora y presenta dificultad para tomar el aire  el evento suele ocurrir en la madrugada y puede ir desde una obstrucción  importante del paso del aire a través de la tráquea, hasta un moderado quejido respiratorio que mejora con el transcurso de las horas.

DENGUE

La infección por el virus del dengue se tramite por el mosquito. Esta dolencia es producida  por cuatro variedades de virus, por lo general no es de extrañarse que pueda repetir hasta 4 veces. Hasta donde sabemos es la única fuente de infección y es solo cuando la hembra del mosquito pica a una persona enferma que puede trasmitir la virosis tiene un periodo de incubación de 10 días. Afortunadamente, no se contagia de persona a persona; se manifiesta en dos variedades clínicas dengue clásico y dengue hemorrágico.

NEUMONITIS

Este término se refiere a una infección en los pulmones provocada por diversos  microorganismos, que pueden ser virus. Existen un grupo de bacterias en que se destaca el neumococo, que también son causantes de infecciones respiratorias importantes en los pacientes. Ciertos hongos y parásitos pueden ser el origen de algunas neumonías, la incidencia en menores de 5 años es de un 40. Los síntomas de esta enfermedad varia depende de los agente que lo provoca y la edad de la persona la infección; provoca una sensación de asfixia y dificultad respiratoria en el niño.

 La mayoría de los pacientes pueden ser tratados en sus casas siempre y cuando la neumonía sea pequeña y no requiera de oxigeno suplementario y no se trate de un bebé con otros problemas graves. 

ASMA BRONQUIAL

Se trata de una enfermedad de las vías respiratorios bajas bronquios y bronquiolos se caracteriza por una obstrucción reversible de las vías aéreas. Esta está causada por inflamación de las paredes bronquiales, constricción de la musculatura que rodea a los bronquios, acompañada de aumento de la producción de moco y secreciones.

Como consecuencia, el diámetro interno del bronquio queda reducido y el aire que penetra en los pulmones no puede ser expulsado e inflama el tórax del paciente como un globo,  haciendo que este respire rápido y entrecortadamente. Si colocamos el oído en el pecho de estos pacientes encontramos un silbido al expulsar el aire. 

Otros signos  de dificultad respiratoria en un ataque de asma son:

Tos nocturna, interacciones intercostales, taquicardia, angustia por falta de aire. En casos extremos, el niño deja de hablar y denota un gran cansancio que puede o no estar acompañado de coloración azulada de los labios y de las uñas provocada por la falta de oxígeno.

 

 

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...