Estímulos y lazos fuertes: masajes terapéuticos

0
757
Estímulos y lazos fuertes masajes terapéuticos

Los masajes siempre han sido una forma tierna, sutil, amorosa y agradable de comunicarte con tu bebé. Tiene efectos beneficiosos tanto en el desarrollo corporal como emocional del niño, además le puedes aliviar algunos malestares y por encima de todo, refuerza de forma significativa el vínculo afectivo entre madre e hijo.

¿Es una buena idea? – Beneficios que los masajes aportan

Es una excelente idea darle masajes a tu bebé, ya que los estimula, los alivia, le ayudas con el sueño, mejorando este patrón. En fin, los relaja y mejora la psicomotricidad de sus músculos.

También:

Favorece la estimulación de toxinas y estimula el sistema inmunológico.

Le ayuda a liberar endorfinas que son las hormonas del bienestar, aliviando algún dolor o estrés.

Puede estimular su apetito y calmar los cólicos del lactante. Son especialmente beneficiosos en bebes prematuros; ya que los bebes tratados con masajes abandonan el hospital en una medida de 10 días antes que otros según algunos estudios. Por estas rezones tan importantes, los masajes siempre le van a brindar beneficios a tu hijo.

Te describo algunas técnicas sencillas para realizarlas a tú bebe:

Empieza por los pies, primero el empeine, se estira suavemente cada uno de sus pequeños deditos. Se toma el pie entre las palmas de las manos y se estira un poco.

En cuanto a las piernas, con la mano izquierda sobre la pierna derecha del niño, se desliza la palma desde el musculo hasta el pie.

En el estómago los masajes siempre deben darse de forma circular, siguiendo el sentido de las agujas del reloj.

En el pecho, se deslizan las manos hacia abajo y hacia el exterior, alrededor de las costillas. Si partes desde el medio de su pecho, sube hacia arriba y hacia afuera, hasta los hombros.

Los brazos y las manos se masajean desde los hombros. Se estimulan suavemente los brazos y se masajean las palmas y dorso de sus manitos estirando cada dedito.

Se coloca boca abajo para los masajes de espalda, empezando por los hombros y descendiendo lentamente, con movimientos amplios y firmes.

Debes de tener cuidado de no realizar movimientos no aptos

Aunque por lo general la técnica de los masajes siempre ha sido segura, no debes aplicarla en determinadas situaciones. Por ejemplo, pospone los masajes cuando tu bebe tiene fiebre o presenta síntomas de malestar en general después de una vacuna.

Hazlo sin ninguna prisa. Tampoco lo hagas cuando tu bebé tenga hambre o sueño o cuando acaba de comes no lo hagas.

Ten en cuenta una temperatura agradable y lejos de corrientes de aire.

Usa un pañito suave y aceite para bebés así tus manos se deslizaran con más facilidad.

No uses prendas como pulseras o anillos que puedan dañar la delicada piel del bebé. Recuerda lavarte la manos antes de hacerle los masajes y caliéntalas un poco; no pases tus manos frías sobre el cuerpo de tu bebé.

Potenciar su autoestima – las ventajas de los masajes terapéuticos

El solo hecho que el niño se quiera se valore y tenga confianza en sí mismo porque lo que ha recibido de sus padres, es mucho más importante que el hecho que posea un coeficiente intelectual elevado o que tenga una habilidad innata. Por eso, es tan importante que desde el primer momento eduques día a día todos esos detalles que harán de el un niño seguro y con recursos.

Ten en cuenta estas estrategias para que tu hijo se quiera mucho:

Dale mucho cariño, no te pongas límites a la hora de darle besos, abrazos y sonrisas u otra muestra de afecto a tu hijo. Por eso es muy positivo que desde bebés contribuyas con su desarrollo a través de los masajes terapéutico como forma de estímulo. Ya que, todas estas señales llegan directas al autoestima de tu hijo reforzando además de forma intensa el vínculo entre los dos.

Cuida mucho de lo que dices de el cuándo esté presente. Los psicólogos han descubierto que por muy pequeños que sean los niños, entienden mucho más de lo que son capases de expresar. Así que, es mejor que al momento de ofrecer estos masajes y estés en contacto con tu pequeño, hables positivamente. Con ello, irás induciendo una respuesta positiva y el fortalecimiento de los lazos. 

El estímulo, el cariño, la alabanza y la celebración, son las mejores armas para alimentar su autoestima, pero siempre en las dosis justas. Recuérdalo.

 

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...