Gatear y caminar: Desarrollo psicomotor

0
735
Gatear y caminar Desarrollo psicomotor

La mayoría de los niños gatean, aunque hay algunos que se saltan este paso evolutivo. Pero, lo que sí es seguro, es que todos se ponen de pie primero y a echar a andar después. Sin embargo, pese a lo natural y evolutivo de estas hazañas, los padres pueden hacer mucho para animarles a gatear y caminar con seguridad.

El simple acto de gatear le permite al niño desarrollas más sus sentidos y habilidades, pero además las investigaciones han demostrado que facilitan el desarrollo de determinadas  neuronas implicadas a su vez en otros movimientos un poco más complejos. Como  por ejemplo: andar, correr jugar e incluso se favorecen y se fortalecen las relaciones futuras  entre los dos hemisferios cerebrales, las cuales van a posibilitar las más correctas funciones cognitivas y de movimiento.  

Tenemos razones muy importantes para gatear. Entre ellas tenemos:

  • Ayuda a las articulaciones a sostener el peso del cuerpo cuando tenga que caminar.
  • Fortalece la columna vertebral, la musculatura y las extremidades.
  • Permite al niño explorar el espacio que le rodea de una forma segura, aumentando su confianza.
  • Al mirar al suelo desarrolla más el sentido de la vista, pues los ojos del niño convergen en un mismo punto a corta distancia, lo cual es un buen ejercicio muscular para los ojos, facilitando la acomodación visual.
  • Desarrolla el patrón cruzado, la función neurológica que hace posible el desplazamiento corporal. Porque implica el brazo derecho, el cual va sincronizado con el pie izquierdo, y el brazo izquierdo, con el pie derecho.

Como ejercicio para fortalecerse y caminar mejor tenemos:

  • Con tu hijo boca arriba, le sujetamos una pierna flexionada manteniendo el brazo contrario del niño, y se extiende la pierna.
  • Se hace un cabestrillo de tela que se pasa por el pecho del niño para elevarlo 10 o 15 cm por encima del suelo y ayudarle así a gatear.
  • Muchos especialistas o pediatras usan y recomiendan la técnica del gateo a modo de terapia para tratar a niños con problemas visuales, de coordinación, malformaciones cerebrales, etc. Debido al efecto positivo de este movimiento en la organización de las neuronas cerebrales.

Y como regla de oro debemos tener en cuenta que:

El suelo debe estar limpio: todo el entorno o área debe estar segura. No más al coralito, y sí a las pelotas y otros juguetes que le inciten a desplazarse a buscarlos.

Incorpóralo usando el apoyo de los muebles: traslada su peso a las piernas y utiliza las manos para que no se caiga. Solo necesita una mano para apoyarse y pueda ir de mueble en mueble sin ningún apoyo, hasta que se vaya fortaleciendo sus piernitas poco a poco y olvide el miedo que pueda tener en algún momento cuando cambie de mueble. En pocos días lo veremos caminando por si solo y muy entusiasmado.

 

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...