Hiperactividad o T.D.A.H en niños – síntomas y tratamiento

0
769
Hiperactividad o T.D.A.H en niños - síntomas y tratamiento

Este es un término del que se habla mucho refiriéndose a los niños. Que sea normal que todas las madres piensen que los bebés sean a veces demasiado nervioso, no impide que se les pase por la cabeza la posibilidad de que padezcan de lo que sabemos es el Trastorno de Déficit de atención e Hiperactividad (T.D.A.H). pero la medicación adecuada, algunas pautas de adecuación para cumplir hacen posible su integración a un estilo de vida normal.

Cuando el niño es perezoso o sufre de T.D.A.H, no es fácil para los padres resolver esta situación antes de que el niño inicie la etapa escolar. Pues, es en esta etapa cuando se hace más evidente una serie de síntomas y comportamientos que ni los padres ni los profesores deben pasar por alto.

Síntomas de T.D.A.H

Les cuesta mucho prestar atención a los detalles y a concentrarse en algo. Suelen tener errores por su descuido y sus actividades en el colegio sueles ser desordenadas y pocas cuidadosas.

Tienen dificultades para mantener la atención incluso cuando juegan.

Les cuesta mucho escuchar cuando se les habla directamente. Reaccionan como si estuvieran pensando en otra cosa o como si ni oyeran y entendieran.

No culminan sus tareas escolares; cambian de actividad sin terminar la anterior. No siguen patrones ni ordenes.

Presentan dificultad para organizarse a si mismo como en sus tareas diarias escolares  y sus actividades.

Evitan situaciones que les exigen concentración y tiempo, por ejemplo las tareas de papel y lápiz.

Suelen perder objetos necesarios para las tareas o actividades escolares y no cuidan sus objetos y materiales escolares.

Se distraen con facilidad ante cosas sin importancia como conversaciones lejanas, ruido de carros, música, etc.

Todas estas características del niño  hiperactivo trae consigo algunas consecuencias que les podrían causar serios problemas a su aprendizaje

Si no se corrigen a tiempo, pueden ocasionar graves problemas en su capacidad de comunicarse y aprender, a pesar que su capacidad intelectual sea normal o incluso superior a la media:

Su vocabulario es muy limitado.

Les cuesta expresarse y no leen bien.

Su escritura es torpe, tienen tachones, mala ortografía, y se confunde al escribir.

Su respuesta es muy variable. Un día hace una tarea bien y otro no, a pesar de saber realizarla.

Tiene retraso psicomotor y no coordina bien los movimientos.

Suele tener un alto índice de fracaso escolar y es precisamente este dato lo que hace que muchos padres se planteen que «hay un problema».

A continuación te doy a conocer unos indicadores de T.D.A.H.  Según su edad:

De 0 a 2 años: presentan problemas en el ritmo del sueño y de alimentación. Suelen tener periodos de sueño muy cortos y despertarse negativos, sobresaltados  e irritados.

De 2 a 3 años: su capacidad lingüística es limitada para su edad. Mientras que, muestran una capacidad física frenética y excesiva lo que les lleva además a sufrir muchos accidentes domésticos.

De 4 a 5 años: suelen ser solitarios y con problemas de adaptación. Son muy desobedientes y nunca siguen las normas establecidas por sus padres o maestros.

A partir de los 6 años: se hace general un fracaso escolar, son niños inadaptados que se relacionan mal con los demás y presentan un comportamiento totalmente impulsivo y antisocial.

Educación Especial para niños con T.D.A.H

Estos niños deben de recibir una educación especial ya que los colegios y escuelas comunes no brindan la capacidad y a atención adecuada que deben de recibir, además ellos necesitan de una atención mas personalizada y con personal preparado para eso, y esto lo explican los expertos en esta materia.

En la etapa preescolar, lo que caracteriza a un niño con estos problemas es su conducta, no puede estar quieto, ya que son muy impulsivos. Es al final de la primaria cuando se manifiestan de forma más patente ante de este trastorno: el déficit de atención, es lo que realmente dificulta que el niño atienda en clase, que siga el ritmo de los compañeros y en definitiva, es la causa que tenga un problema de rendimiento escolar en estos casos.

Es necesario que haya en el centro de profesores capaz de detectar y poner en conocimiento de los padres los síntomas del niño y facilitar el diagnóstico de un problema de esta naturaleza. De hecho, es importante que una vez se conozca el problema, el profesor le ayuda a canalizar ese exceso de actividad motriz y la dificultad para concentrarse.

En cuanto a la medicación, estos niños deben de ser diagnosticados por médicos expertos quienes decidirán cuál será el tratamiento mas conveniente. Generalmente, se aplican tratamientos farmacológicos y visitas a psicoterapeutas que puedan ayudarle a modificar sus conductas negativas por así decirlo. La medicación es una parte muy importante en el tratamiento, pero no es la única; los padres pueden ayudar mucho a los niños hiperactivo, pues así no perderán de vista que son la fuente de seguridad de su hijo. Los padres deben de esforzarse por ser organizados ante el niño hiperactivo, ofreciéndole un modelo de serenidad y un buen ambiente familiar. No deben de demostrar ansiedad, preocupación o nerviosismo ante el comportamiento del niño, sino más bien mucha calma.

Los padres deben estar bien informados y actualizados sobre esta enfermedad por así decirlo de alguna manera, y prestar atención siguiendo las pautas puestas por el asesoramiento del especialista. 

 Te recomiendo que lo trates de la siguiente manera:

  • Establece pocas normas, que sean claras y definidas.
  • Dale órdenes cortas y de una en una.
  • El ambiente debe ser ordenado y organizado sereno y sin gritos.
  • No te dejes manipular por sus caprichos.
  • Cumple con los castigos y también con las recompensas.
  • Dale pequeñas responsabilidades en la casa como recoger sus juguetes después de jugar.

Acéptalo tal y como es, no lo juzgues ni lo etiquetes, refuerza sus puntos fuertes y sus facultades.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...