Ideas básicas para iniciar la alimentación complementaria

0
134
Cuando aparezcan los dientes de tu bebé, cepíllalos con un cepillo de dientes suave.

Tu bebé necesita empezar a comer otros alimentos además de la leche materna o de fórmula alrededor de los 6 meses de edad. Esto se debe a que en pleno crecimiento, ya no puede obtener suficiente hierro, zinc y energía sólo de la leche materna, así que prepárate con estas ideas básicas para iniciar la alimentación complementaria.

La leche materna tiene nutrientes importantes para el crecimiento y debe continuar hasta los 12 meses y más allá, durante todo el tiempo que tú y tu bebé deseen. El objetivo es que a los 12 meses, reciba una amplia gama de alimentos saludables, con el resto de la familia.

Ideas básicas para iniciar la alimentación complementaria

Es importante que los primeros alimentos que le des a tu bebé sean ricos en hierro. Esto incluye cereales, carne, aves, pescado, tofu, legumbres cocidas y en puré. Después, empieza a añadir una serie de frutas, verduras y productos lácteos (por ejemplo, yogur, queso y natillas) en el orden que más te convenga.

alimentación complementaria
Asegúrate de que los alimentos son frescos, están limpios y se conservan correctamente.

Se recomienda que los primeros alimentos que le des a tu bebé sean purés. Añadir leche materna o de fórmula puede ayudar a que los alimentos sean suaves y blandos. Beber agua sola es un buen hábito que hay que fomentar desde el principio. Empieza ofreciéndole agua hervida y fría en un vaso con boquilla. La leche materna o de fórmula será el alimento principal de tu bebé a esta edad. Sigue dándole el pecho o la leche de fórmula a demanda.

Alimentación a partir de los 6 meses

Todos los bebés son diferentes y empezarán a comer los alimentos en un orden y a un ritmo diferentes, según lo adecuado para ellos. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a introducir a tu bebé en los alimentos complementarios:

  • Elige un momento en el que tu bebé esté contento y tú estés tranquila. Asegúrate de que tienes tiempo para centrarte en tu bebé.
  • Empieza con un único alimento en puré rico en hierro, como un puré de carne.
  • Ofrécele de 1 a 2 cucharaditas de los primeros alimentos después de una toma de pecho o de fórmula infantil. Aumenta poco a poco hasta 2 ó 3 cucharadas.
  • Empieza ofreciendo los alimentos complementarios una vez al día y ve aumentando poco a poco hasta 3 veces al día. Ofrece más alimentos a medida que tu bebé crezca.
  • Es normal que los bebés rechacen los nuevos alimentos. A veces es necesario ofrecerle un alimento entre 10 y 12 veces antes de que lo acepte.
  • Los bebés saben cuándo han tenido suficiente y pueden apartar la cabeza. Ofrécele la comida más tarde en lugar de obligarle a seguir comiendo.
  • Supervisa siempre a los bebés cuando estén comiendo.

Alimentación de 7 a 12 meses

A estas alturas, tu bebé ya come cereales de arroz, fruta, verdura, algunos lácteos y leche materna o de fórmula. A lo largo de los próximos meses, varía la textura de los alimentos, desde los suaves hasta los purés finos, pasando por los grumosos, los picados y los que se comen con los dedos. Dar diferentes texturas es bueno para el desarrollo de la mandíbula y la boca.

  • Ofrécele alimentos 3 veces al día, a las horas habituales de las comidas, ahora hazlo antes de la lactancia materna o de la leche de fórmula a medida que aumente la ingesta.
  • Acepta el desorden. Tu bebé ensuciará un poco cuando experimente y toque diferentes alimentos.
  • Sigue probando una variedad de alimentos nuevos: frutas, verduras, carne y pescado, cereales y lácteos. Asegúrate de que el pescado sin espinas esté bien cocinado. Los productos enlatados deben estar en agua y no salados.
  • El agua hervida enfriada, la leche materna extraída o la fórmula pueden ofrecerse en un vaso.
  • Siéntate con tu bebé a la hora de comer para que te observe y aprenda.

La cantidad de comida que necesita tu bebé cambiará de un día para otro en función de su crecimiento y nivel de actividad. Ofrece a tu bebé una variedad de alimentos y deja que sea él quien decida cuánto quiere comer. Está bien que le sobre comida en el plato. Comprueba y registra regularmente el crecimiento de tu bebé para asegurarte de que está comiendo lo suficiente.

¿Hay alimentos que no son buenos para mi bebé?

En las ideas básicas para iniciar la alimentación complementaria, destacamos que es importante ofrecer una amplia gama de alimentos con diferentes sabores y texturas. Algunos alimentos no son necesarios y es mejor evitarlos a esta edad para reducir el riesgo de atragantamiento o enfermedad. Entre ellos, podemos mencionar:

  • Los alimentos pequeños y duros pueden provocar atragantamientos. Evita alimentos como los frutos secos enteros, las semillas, los trozos de maíz, las piruletas duras, la zanahoria cruda y los trozos de manzana.
  • No hay que añadir azúcar o sal a los alimentos. Pueden provocar caries y hacer trabajar más a los pequeños riñones del bebé.
  • La leche de vaca no debe darse como bebida hasta los 12 meses de edad. Se puede añadir un poco a los alimentos para ayudar a hacer purés o papillas.
  • La miel no es necesaria y puede provocar enfermedades en los bebés menores de 12 meses. No es seguro utilizar la miel como edulcorante en chupetes o biberones.
  • Los refrescos, los zumos de frutas, el té y el café no son bebidas adecuadas para los bebés. La leche materna (o de fórmula) y el agua son los únicos líquidos que necesita el bebé.

Alimentación complementaria para bebés

La alimentación complementaria es definida por los pediatras como la introducción de alimentos, complementarios a la leche materna.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...