Las mejores soluciones para la enuresis

0
101
No intentes restringir las bebidas.

La edad prevista para que un niño esté seco por la noche son los cinco años, pero incluso a los 10 años, uno de cada 20 niños sigue mojando la cama. Por tanto, es un problema muy común para las familias, pero eso no impide que la enuresis sea increíblemente angustiosa para los niños y sus padres. Encuentra aquí las mejores soluciones para la enuresis.

No es de extrañar que la enuresis tenga un impacto en la salud mental del niño, además de afectar su autoestima, causar vergüenza y, por supuesto, culpabilidad a todos los miembros de la familia.

Los niños que se orinan en la cama evitan naturalmente las actividades sociales, como las fiestas de pijamas y las excursiones escolares, y la mayoría se sienten diferentes de sus amigos, pues suponen que son los únicos que tienen este problema.

Por supuesto, también repercute en mamá y papá con la colada extra, el gasto de los pañales nocturnos y el estrés de preocuparse por su hijo. Pero hay esperanza: el 99% de los niños dejan de mojar la cama en la adolescencia, así que sé optimista y anima a tu hijo a hacer lo mismo. Y, afortunadamente, hay muchas soluciones que las familias pueden probar.

soluciones para la enuresis
Casi todos los niños dejarán de mojar la cama en la adolescencia.

Las mejores soluciones para la enuresis

Esperar y ver

Puede que no suene productivo, pero tal vez sea sorprendente que el primer enfoque que hay que probar para la enuresis, sea simplemente esperar y ver. Esto puede ser difícil cuando todo el mundo está desesperado por una solución, pero merece la pena intentarlo.

Algunos niños tardan más tiempo en tener control nocturno, ya sea porque tienen una capacidad vesical pequeña o porque son menos conscientes de que tienen la vejiga llena, por lo que no se despiertan fácilmente cuando necesitan hacer sus necesidades. Ambas causas mejoran con la edad y, básicamente, todos deben estar relajados y no preocuparse.

Recuerda que esto no es culpa de nadie: es muy importante tranquilizar a tu hijo también en este sentido y no dejar que se sienta culpable. Asegúrate de que haya un acceso fácil al baño durante la noche -un orinal en la habitación puede ayudar- y, por supuesto, insiste siempre en que vaya al baño antes de acostarse.

El uso de fundas y almohadillas impermeables para el colchón reduce la ansiedad de todos y disminuye la carga en general. Este enfoque más relajado te permitirá observar y esperar a que el problema se resuelva de forma natural con el menor estrés posible.

Algunos niños se avergüenzan de revelar una cama mojada por la mañana, y pueden querer tener la oportunidad de cambiar su propia cama para evitar la vergüenza. Si este es el caso, vale la pena tener ropa de cama y pijamas limpios en su habitación, donde puedan encontrarlos fácilmente.

No restrinjas las bebidas

Puede sonar extraño, pero no intentes restringir las bebidas: en realidad no ayuda, aunque evitar la cafeína en los niños es una buena idea. De hecho, animar a tu hijo a que beba lo suficiente durante el día puede evitar que tome litros antes de acostarse y esto merece la pena.

Muchos padres intentan levantar al niño para que vaya al baño cuando está medio dormido o lo despiertan. Se cree que esto no ayuda a largo plazo, ya que no resuelve el problema del entrenamiento de la vejiga, pero, por supuesto, puede ser útil y esencial para viajes cortos.

Alarmas de enuresis

La siguiente fase del tratamiento sería una alarma de enuresis, que enseña a los niños a reconocer su necesidad de orinar y a despertarse espontáneamente. Requiere el compromiso de toda la familia, pero merece la pena porque funciona bien.

La alarma funciona según el principio básico del condicionamiento: un sensor que detecta la humedad y se activa cuando empieza a salir la orina. Esto despierta al niño, que se levanta para orinar. Normalmente se utiliza para niños de siete años en adelante, pero depende de la madurez, por lo que puede utilizarse antes. El sensor puede llevarse en los pantalones o en la pijama, o colocarse bajo la sábana.

Algunos niños pueden responder incluso después de cuatro semanas y los padres notan que hay menos llamadas de alarma, que los parches húmedos son más pequeños y que se despiertan bien.

Intenta relajarte

¿Cuáles son las mejores soluciones para la enuresis? Todos los tratamientos contra la enuresis pueden funcionar bien, pero no te asustes si el problema vuelve a aparecer después de un periodo de sequedad. Esto puede ser molesto para todos, pero intenta estar relajado.

Los niños que empiezan a mojar la cama después de estar secos pueden tener diabetes de tipo 1, una infección urinaria o estreñimiento, o estar bajo estrés. Así que lo primero que hay que hacer, es descartar cualquiera de esos problemas -es fácil comprobar la existencia de infecciones urinarias y diabetes de tipo 1 en una muestra de orina con el médico- y corregir cualquier estreñimiento. Un tercio de los niños con estreñimiento moja la cama, por lo que corregirlo suele ayudar.

Enuresis: Orinarse en la cama, conoce las causas y tratamientos

Conoce todo sobre el niño que se moja en el día y en la noche (enuresis).

 

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...