Monstruos y miedo a los animales: etapas

0
759
Monstruos y miedo a los animales etapas

En algún momento de sus primeros años, tu hijo empezará a mostrar miedo respecto a una situación dada, sean monstruos o animales. Un animal común son los perros o a determinados momentos como en la noche. Se trata de una fase más dentro de su desarrollo que se toma como normal, y esto la ayudara a reforzar su personalidad.

En cuanto a la evolución de sus miedos, a los 5 meses aproximadamente el bebé empieza a mostrar temores ante los extraños y entorno a los 8 meses no quiere quedarse solo. Llora cuando su madre se aleja. A los 10 meses lo asustan los lugares desconocidos o extraños. Cuando tiene un año, la separación de su madre le produce disgusto. A partir de los 2 años van apareciendo los llamados miedos a la oscuridad, los perros, los monstruos etc.

Las primeras amenazas que percibe es a los extraños, los animales, las novedades de su rutina, los ruidos fuertes o molestos, la oscuridad, los seres imaginarios como monstruos o fantasmas, las catástrofes naturales y hasta la muerte.

Debes ayudarlo a solucionar estas situaciones que están en su imaginación y no son reales. A continuación te daré algunos concejos para que formes un valiente:

Ponte a su nivel, ayúdalo a mostrar distintas emociones, como la alegría y la tristeza.

Dale la importancia que se merece, no minimices la sensación que tiene tu hijo. Quítale importancia al efecto nocivo del miedo en sí, y no a lo que siente el niño. Los especialistas recomiendan que se le enseñe al niño que el miedo es una simple trampa, y que no hay que dejarse agobiar por los pensamientos temerosos.

Has que se sienta acompañado en la ocasiones que preveas que puede sentir miedo, asegúrate que vaya con alguien que le brinde y sienta seguridad.

No lo ridiculices llamándole miedosos, pues corres el riesgo que desarrolle un baja estima. 

No lo presiones, lo mejor para solucionar un miedo es valentía para encararlo.

No lo expongas al miedo. Esto se pudiese dar a través de algún juego como el escondite, u otros juegos que impliquen ser perseguidos y capturados.

El gran error que se pueda cometer es transmitirles miedos exagerados. Ya que, puede convertirse en un niño emocionalmente estresado que crezca inseguro y temeroso. Si ve a su entorno como peligro o amenaza, será más propenso a desarrollar estrés, ansiedad, fobias y problemas somáticos.

¿Cómo ayudar a tu pequeño tenga que enfrentar sus miedos a los monstruos y animales temibles?

La solución es explicarle tranquilamente al niño cuales son las situaciones en las que su integridad pudiese estar en peligro. Las precauciones que debes seguir ante un riesgo es enseñarlo a solucionar inconvenientes ante situaciones peligrosas, y así no sentirá miedo.

El poder curativo de los cuentos. La literatura infantil juega un papel muy importante  en el alivio de muchos de los miedos, porque en lugar de negar los objetos de temor, los afrontan. Lo mejor es buscar historias clásicas con niños protagonistas y que tenga un final feliz, así entenderá que los malos nunca triunfan.

Para que así puedan ver que el miedo a los monstruos y los animales temibles puede vencerse.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...