Niños egoístas y caprichosos – inculcar generosidad en los niños

0
233
Niños egoístas y caprichosos - inculcar generosidad en los niños

Que el niño se encapriche con algo y quiera conseguir lo quiere es una conducta habitual, propia de la inmadurez de los primeros años. Pero en las sociedades done existe la abundancia, cada vez hay más casos de niños que apuntan maneras de consumistas desde su más tierna infancia. Lo importante de todo esto es conseguir el término medio y evitar que se conviertan en niños egoistas y caprichosos.

Cultura del consumismo: niños egoístas y caprichosos

Existen los padres permiten que los niños sean caprichosos. Una característica del bienestar como es concebido en nuestros días hace que la satisfacción de las demandas sea inmediata y se empiece a gestar desde la primera infancia. Esto se debe en gran medida al ritmo de vida que llevan los padres en la actualidad y que les inclina a compensar materialmente las carencias que sus hijos puedan tener de otras necesidades menos tangibles como el tiempo, dedicación u ocio compartido.

La publicidad tiene un efecto exagerado sobre los padres como en los niños, y la idea cada vez más extendida es que el éxito social es equivalente a tener ciertas posiciones o mostrar un tipo determinado de actitudes.

Los expertos explican como los niños aprenden que insistiendo o enfadándose (y llorando), terminan consiguiendo lo que quieren como ven en la tele, en un amigo, o en una tentativa saben cómo pedir y obtener rápidamente su recompensa. Esto no les produce especial deleite, corriendo un gran riesgo de entrar en una espiral y luego no saber salir; cada vez es mayor sus deseos cosas mas complicadas, más caras, más peligrosas, pero nunca se ven satisfechos una vez que ya las tienen.

Debes de formar un plan para formar niños no caprichosos ni egoístas:

Desde pequeño fórmale un estilo de vida, ya que el consumismo no es una tendencia que se resuelva quitándole todos los estímulos. Si no más bien, inculcándole a los niños un estilo de vida que les permita disfrutar las cosas sencillas.

Enséñales a ser seguros de sí mismos y demuéstraselos con el ejemplo

Es importante que el niño forme conciencia acerca de que no puede tener todo lo que desea. La frustración es la maduración y es necesario que sepa vivir con ella.

La mejor forma de evitar que adquiera habidos consumistas es que el niño vea que sus padres no son compradores compulsivos, y sobre todo, que les enseñen lo que tiene más valor, como las aspiraciones, el tiempo y la dedicación.

Los niños que se educan en un ambiente consumista son inseguros, porque tienen su seguridad puesta en cosas externas, y no en su persona.

Hay que enseñarlos a compartir. Hasta que tiene aproximadamente 6 años, el pensamiento infantil es ego-centrista e individualista. Por lo que, es incapaz de comprendes la situación dada y ponerse en el lugar de otra persona y el mero deseo de algo lo interpretan como que ya es suyo.

Las conversaciones y los razonamientos sobre las ventajas de la generosidad no suelen tener mucho sentido durante esta etapa. Se aburre porque la resulta difícil seguirte.

Motívalo a ser generoso con sus amigos

Has que descubra lo divertido que es compartir con frases  del tipo “si te deja jugar con tus muñecos, tu amiguito, te dejara los suyos y así puedes hacer una batalla mas divertida».

Introduce en su rutina el concepto de turnos. Cuando este con sus hermanos o amigos,  reparte juguetes y juegos y propone que los roten, de forma que cada uno lo disfrute  durante un rato y así tu hijo aprenderá a compartir.

Alábalo cada ves que se demuestra generoso. Es un gran esfuerzo para que se muestre consciente de lo grande, importante y positivo que es su generosidad.

Del mismo modo, alaba a sus amigos cuando también se muestren generosos con tu hijo y enséñale a valorarlo y a dar las gracias. Pues desde pequeños deben de compartir sus juguetes con generosidad.

Los niños deben de calificar el egoísmo como un rasgo negativo y la generosidad como uno positivo. No hay mejor manera de educar en este sentido que mostrarles cuentos clásicos especializados en esa temática. Tampoco es necesario buscar algo tan directo, ya que casi todos los cuentos clásicos cuentan con personajes malvados que se relacionan con el egoísmo, la envidia y la avaricia mientras que los protagonistas buenos siempre destacan por su gran generosidad.

Debes tener control sobre algunas fechas importantes en la vida de tu hijo y están pueden ser:

La navidad, esta época del año es muy consumista incluso se puede decir que para todos, pero en especial para los niños. Ya que piden sin medida a Santa todo tipo de caprichos, fruto del impulso a los que luego ni siquiera harán caso. Los padres pueden inculcar a sus hijos algunas costumbres más sanas.

El hecho de adornar el árbol de navidad, decorar la casa con objetos que hayamos hecho con ellos en lugar de comprarlos. Esto favorece el pasar más tiempo de calidad con nuestros hijos, demostrándoles que ellos son lo que importa.

Dejarles pedir todos los juguetes que quieran y después pasar la carta para ir descartando alguno de ellos por diferentes motivos, de manera que quede escrito los que realmente quieren. Con el paso de los días, adviérteles que santa no les traerá todo lo que les han pedido, sino solo una parte ya que tiene que repartirlos con todos los niños del mundo.

En cuanto al día de sus cumpleaños, hay que evitar que se les hagan demasiados regalos a los niños. Es mejor que los amigos y los familiares pongan una cantidad simbólica de dinero en grupo para hacerle un solo regalo. Hay que dar importancia a la fiesta de cumpleaños, al hecho de que todos se van a reunir y a jugar juntos a divertirse en grande, pasarlo bien, y dejar los regalos a un lado o en segundo plano.

Para terminar…

No obligues nunca a tu hijo a ser generoso, lo mejor es que comprenda que compartir es una acción buena, que hace que los demás disfruten con sus cosas y que por eso el debe de sentirse orgulloso, y no porque cumpla «con lo dicho por sus padres».

 

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...