Niños superdotados: ¿Cómo saber si tu hijo es superdotado?

0
720
Niños superdotados ¿Cómo saber si tu hijo es superdotado

El porcentaje de estos niños superdotados es bajo. Estadísticamente, se puede decir que 1 de cada 100 niños es superdotado, pero si ves algunas señales en el comportamiento de tu hijo que te haga pensar que puede incluirse dentro de este grupo, no lo pierdas de vista. Puesto que, uno de los principales problemas es la falta de un diagnóstico adecuado.

¿Qué califica como un «niño superdotado»?

Cómo puedes darte cuenta: el concepto de supeditación es amplio y complejo. Desde que nacemos nuestro crecimiento y desarrollo se estructura  según las fases que contemplan estos mismos, en los cuales esta contemplado la motricidad, lo intelectual, lo afectivo y lo emocional. Cada una de estas se realizan siguiendo ciertas secuencias que no evolucionan al mismo tiempo; algunas capacidades evolucionan más rápidamente que otras. Cada niño tiene una personalidad y un ritmo de crecimiento que le son propicios.

Determinar en los primeros meses si el niño será superdotado es muy difícil, habrá que esperar a que se estructure el lenguaje y ponga en marcha sus capacidades mentales. Por regla general, es en torno a los tres años cuando un niño superdotado da muestras evidentes de su superioridad intelectual.

Señales podrían ser las que te indiquen si tu hijo es superdotado:

  • Desde edades muy tempranas su pensamiento suele ser muy veloz, más que su psicomotricidad.
  • Hace gala de un vocabulario amplio y bien estructurado.
  • Prefiere jugar y trabajar de forma independiente por lo general necesita poca ayuda.
  • Muestra una curiosidad excepcional y un constante deseo por conocer el porque de las cosas.
  • Tiene gran facilidad para comprender y recordar información.
  • Es muy atento y observador, se fija en los detalles y capta rápidamente  diferencias y similitudes.
  • Suele ser autocrítico y perfeccionista.
  • A menudo manifiesta preocupaciones impropias para su edad por temas como la muerte, el más allá, etc.

Juegos y tareas

Cuando en algún juego o actividad le interesa mucho, es capaz de estar concentrado durante largos periodos de tiempo.

Muestra aburrimiento evidente ante las tareas respectivas.

Cuando aprende a leer muestra un enorme gusto por la lectura, lee muy rápidamente y retiene los contenidos.

Cuando empieza a interrelacionarse con otros niños, los juegos con ellos le resultan insulsos y faltos de interés.

Algunas veces se tiende a confundir a los niños superdotados con otras características que no lo son, estas seria las mas frecuentes:

Niño prodigio:

Es aquel que adquiere precozmente unas habilidades que son las más propias de las personas mayores y experimentadas como en el ajedrez, la música, entre otros.

Niño Talentoso:

Se refiere al niño que es capaz  de entender rápidamente un problema y encontrar una solución de forma inmediata.

Niño Genio:

Es aquel que promueve nuevos puntos de vista que supera a los ya establecidos. Se consideran unos adelantados a su tiempo. 

Niño Precoz:

Aprende las cosas antes que los demás, con mas rapidez, aunque a veces a pesar de su inteligencia, se retrasa en algunas materias.

No olvides que el 70% de los niños superdotados sufren fracaso escolar. Además, estos niños tienen una autoestima tan baja que en algunas ocasiones les lleva a creer incluso que son más torpes que los demás.

Cómo deberías de actuar ante estas situaciones:

Solicita un diagnostico adecuado a partir de los 2 años y medio o 3  años esta peculiaridad se puede diagnosticar.

Asegúrale todos los estímulos que necesita de lo contrario. Se corre el riesgo de que termine encerrándose en su propio mundo, con una actitud asocial.

Si el niño ya esta en edad escolar, debes de hacerle conocer al colegio o sus profesores su condición para que te ayuden a orientar sus necesidades educativas.

Es muy importante que tanto el niño como los padres estén integrados en alguna asociación de niños superdotados.

No olvides que independientemente  de su desarrollo intelectual, emocionalmente sigue siendo un niño. Trátale de la misma forma que al resto de sus hermanos.

Pueden aprender a leer antes o ellos solos.

Si no se atiende o cuida la evolución de un niño superdotado, es posible que se presenten ciertos problemas como:

Desajuste entre su alta capacidad intelectual con otras facetas, ya que en realidad sigue siendo un niño.

El fracaso escolar derivado a su frustración diaria en un sistema que no desarrolla su potencial.

Agresividad o mal comportamiento por mala aceptación de las normas. 

Desconexión social, aislamiento y pasividad ante cualquier relación por miedo a ser rechazado.

Inseguridad, ansiedad e individualismo o bien ser un niño demasiado dominante.

Conoce más sobre niños superdotados con este documental:

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...