Pfizer comienza ensayo mundial de su vacuna en niños menores de 12 años

0
215
La vacuna de Pfizer-BioNTech está autorizada para niños de 16 a 18 años.

Pfizer comienza ensayo mundial de su vacuna en niños menores de 12 años, un paso importante para hacer retroceder la pandemia. Los primeros participantes del ensayo, una pareja de gemelas de 9 años, fueron inmunizadas en la Universidad de Duke, en Carolina del Norte.

Los resultados del ensayo se esperan para la segunda mitad del año y la empresa espera vacunar a los niños más pequeños a principios del año que viene.

Moderna también está comenzando un ensayo de su vacuna en niños de seis meses a 12 años de edad. Ambas empresas han estado probando sus vacunas en niños de 12 años o más y esperan esos resultados en las próximas semanas.

De igual modo, AstraZeneca comenzó el mes pasado a probar su vacuna en niños de seis meses en adelante, y Johnson & Johnson ha dicho que tiene previsto ampliar los ensayos de su vacuna a niños pequeños después de evaluar su rendimiento en niños mayores.

Vacuna contra covid en niños
Hay un mayor grado de confianza en la administración de esta vacuna a los niños.

Pfizer comienza ensayo mundial de su vacuna en niños menores de 12 años

Inmunizar a los niños ayudará a que las escuelas vuelvan a abrir, así como a poner fin a la pandemia, explica Emily Erbelding, médico especialista en enfermedades infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud que supervisa las pruebas de las vacunas COVID-19 en poblaciones especiales.

Se calcula que el 80% de la población debe vacunarse para que Estados Unidos alcance la inmunidad de grupo, el umbral en el que el coronavirus se queda sin personas a las que infectar. Algunos adultos pueden negarse a ser vacunados y otros pueden no producir una respuesta inmune robusta.

Los niños menores de 18 años representan alrededor del 23% de la población de Estados Unidos, por lo que, incluso si una gran mayoría de adultos opta por las vacunas, «la inmunidad de grupo podría ser difícil de conseguir si no se vacuna a los niños», dijo Erbelding.

Aplicaciones

Pfizer había dicho inicialmente que esperaría a tener datos de niños mayores antes de iniciar los ensayos de su vacuna en niños menores de 12 años. Pero «los datos del grupo de 12 a 15 años nos han animado», dijo un especialista, que no dio más detalles sobre los resultados obtenidos hasta ahora.

Los científicos probarán tres dosis de la vacuna de Pfizer -10, 20 y 30 microgramos- en 144 niños. Cada dosis se evaluará primero en niños de 5 a 11 años de edad, luego en niños de 2 a 4 años y finalmente, en el grupo más joven, de 6 meses a 2 años.

Tras determinar la dosis más eficaz, la empresa probará la vacuna en 4.500 niños. Alrededor de dos tercios de los participantes serán seleccionados al azar para recibir dos dosis con 21 días de diferencia; el resto recibirá dos inyecciones de placebo de solución salina. Los investigadores evaluarán la respuesta inmunitaria de los niños en la sangre extraída siete días después de la segunda dosis.

«Parece un buen plan y es emocionante que otra vacuna contra el COVID-19 siga adelante con los ensayos en niños», dijo Kristin Oliver, pediatra y experta en vacunas del Hospital Mount Sinai de Nueva York.

Interés

Oliver afirma que aproximadamente la mitad de los padres que atiende en su consulta, esperan con impaciencia las vacunas e incluso, ofrecen a sus hijos como voluntarios para los ensayos clínicos, mientras que el resto se muestra escéptico porque comparativamente son pocos los niños que enferman gravemente por la infección del coronavirus.

Ambos grupos de padres se beneficiarán de conocer exactamente la seguridad y la eficacia de las vacunas en los niños, explicó. Esta población representa el 13% de todos los casos registrados en Estados Unidos. Más de 3,3 millones de niños han dado positivo por el virus, al menos 13.000 han sido hospitalizados y al menos 260 han muerto, según datos de la Academia Americana de Pediatría.

Mientras Pfizer comienza ensayo mundial de su vacuna en niños menores de 12 años, las cifras no reflejan del todo el daño a la salud de los niños, por lo que aún no se sabe cuáles serán los efectos a largo plazo de la infección por COVID-19.

Otras vacunas han ayudado a controlar muchas enfermedades infantiles horribles que pueden causar complicaciones a largo plazo. Los niños suelen reaccionar más fuertemente a las vacunas que los adultos, y los bebés y niños pequeños en particular pueden experimentar fiebres altas.

Según los expertos, es probable que cualquier efecto secundario aparezca poco después de la inyección, en la primera semana y, desde luego, en las primeras semanas. Algunos expertos sugirieron que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) podría exigir hasta seis meses de datos de seguridad de estudios en niños antes de autorizar las vacunas COVID-19. Pero, una portavoz dijo que la agencia no esperaba tanto para apoyar la aplicación de las vacunas.

Vacuna eficaz y segura

A fin de garantizar el regreso seguro a clases, en Estados Unidos los expertos aseguran que la nueva vacuna para prevenir el COVID-19 en niños, es completamente segura.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...