Primeros amigos: amistades y riñas entre niños

0
743
Primeros amigos amistades y riñas entre niños

Cuando en realidad comienza su etapa escolar, es cuando se puede hablar de amigos y amistades propiamente dichas. Los primeros niños con los que interactúa tu hijo pudiesen recibir ese nombre. No siempre son relaciones fáciles cuando surgen desacuerdos, las madres a veces piensan en la posibilidad o no de intervenir.

Etapas del niño y sus primeros amigos

Este vínculo que aparece a temprana edad. Entre 1 y 2 años la mayorías de los niños  tienden por sí mismos a jugar con otros niños de su edad. Aunque al principio no con ellos. Este acercamiento se dará de manera progresiva pero durante esta primera etapa de socialización aprenderá que es lo que necesita para relacionarse bien con otros niños, cuáles serán las reglas del juego.

Entre los 2 o 3 años,  se comenzara a interactuar poco a poco con otros niños, aunque aun es demasiado  pequeño como para saber organizar de forma efectiva los juegos, por lo que para esto tal ves necesite un poco de ayuda.

El trato con los hermanos da muchas ventajas en lo que relacionarse socialmente se refiere. Pero, cuando se trata de los hermanos mayores o de hijos únicos, esta interacción será menor. 

Independientemente de la edades tu hijo, es en el hogar donde aprende las pautas y va desarrollando las habilidades necesarias para llevarse bien con los demás. Una de estas formas es observando y dándose cuenta como es el trato de los mayores en su casa. Por esta razón, es importante que tengas cuidado con la forma que habas y te comportas con los demás cuando el niño esta presente.

Podrá estar toda una tarde en un parque al lado de otros niños con los que en ningún momento ha habido  alguna interacción y sin embargo, al día siguiente quiere estar junto a el de nuevo. Esto es totalmente normal  ha iniciado la aproximación hacia los demás. 

Es en la etapa de inicio escolar o a la edad de 5 años que eligen realmente a sus amigos. Hasta este momento solo estrechaban lazos con los niños de su entorno con los que tenían alguna afinidades. Allí el momento oportuno que los padres propicien este tipo de relaciones, como las visitas a los lugares donde hayan niños que tengan reuniones y en los que participen miembros de la familia y que tengan niños.

¿Cómo se relacionan los niños con sus primeros amigos?

Los pequeños pasan del amor al odio en unos instantes. Así que, tras unos días de felicidad si tu hijo te dice que su amiguito es muy malo,no le des mucha importancia.

 En primer lugar, intenta que tu hijo se relacione siempre con los mismos niños que las niñas. Con una o dos horas al día de relación, es suficiente ya sea en casa o en el parque.

Algunos niños consideran que en el parque existe la ley del mas fuerte, es necesario que hables con el  y le expliques que se puede pasar bien sin necesidad de peleas.

 No lo etiquetes de pelión; si lo haces seguramente se convertirá como tal.

Hazle saber que es capaz de conseguir lo que quiere sin tener que pelearse.

Debes estar al pendiente o memoriza las situaciones en las que pelea. Si un modelo de actuación se repite, evítalo y corrígelo.

Si es de los que le gusta pegar, hazle saber que le puede hacer daño a otros niños y eso no esta bien y que lo puedes castigar.

Amigos imaginarios, los primeros amigos de los más pequeños

Los amigos imaginarios siempre existen en su mente y en su mundo a la hora de jugar, este amigo siempre esta presente en el momento de transición que transcurre en la etapa en que el niño juega solo y aquella en la que empieza a socializarse y busca jugar con otros niños. Los expertos aseguran que estas amistades fantásticas ayudan a los niños a crecer y desarrollar sus habilidades, sus emociones y su creatividad. A través de este amigo imaginario expresará sus posibles miedos, sus alegrías, sus inquietudes y sus deseos más profundos. Pero corrige una vez más si el amigo imaginario es el culpable de sus travesuras o trastadas.

Celos y confrontaciones entre niños: algo que esperar

Su primer mejor amigo puede ser un niño desconocido o amigo muy reciente y es frecuente que sea una amistad interesada, así como que tenga un final abrupto de un día para otro.

Es muy normal y común las peleas entre hermanos, los celos y la rivalidad. Es algo normal. Pero estos conflictos son oportunidades para que los niños refuercen  sus dotes resolutivas.

Normalmente resuelven sus diferencias por si mismos,  y tu papel es escuchar a ambas partes.

Si observas que sube el tono, marca una pauta y pídeles que se separen y que hagan un dibujo  de cómo se sienten.

 Cuéntales un chiste o una anécdota divertida cuando estén en plena pelea, esta es un arma muy eficaz para hacer las peses con buen sentido del humor.

 

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...