¿Qué es el sharenting? ¿Y qué peligro tiene publicar información sobre tus hijos en Internet?

0
22
Qué es el sharenting
Los días inocentes de Internet han terminado.

Publicar fotos de tus hijos en Internet es difícil de resistir, pero sabes ¿qué es el sharenting? También llamado oversharenting, es un término que se refiere a la publicación continua de imágenes, vídeos e información sobre tus hijos en Internet, normalmente sin su permiso y es peligroso.

Por ejemplo, para 2030, el sharenting será la causa de casi dos tercios de los casos de fraude de identidad que afectan a los niños de hoy. Esto es difícil de oír para los padres, especialmente para las madres y padres de la generación del milenio que comparten casi 300 fotos en línea cada año.

Lo difícil es que las intenciones de los padres son buenas. Están orgullosos de sus hijos. Y quieren ayudar a que sus familiares y amigos de otros países sigan formando parte de sus vidas. Pero no hay una forma 100% segura de compartir la vida de tu hijo en las redes sociales y los riesgos superan los beneficios.

riesgos del sharenting
Revisa las políticas de privacidad de las redes sociales que utilizas.

¿Qué es el sharenting?

¿Cuáles son los riesgos del sharenting?:

  • Compartir fotos de niños, añadiendo su nombre completo, su ubicación, facilita el robo de datos.
  • Las fotos de menores desnudos o semidesnudos pueden ser recogidas y utilizadas como material pornográfico, convirtiendo a tus hijos en víctimas de la pornografía infantil.

Muchos padres buscan apoyo en Internet y comentan públicamente un problema de sus hijos, sus problemas de salud, su mal comportamiento o sus circunstancias académicas. Y lo que estos padres ven como una simple ayuda, puede derivar en acoso a corto plazo y tener consecuencias negativas en la futura vida personal y profesional de sus hijos a largo plazo.

Varios niños han denunciado a sus padres por vulneración de su identidad: una austriaca de 18 años demandó a sus padres por compartir más de 500 fotos suyas en Facebook sin su consentimiento, un niño canadiense de 13 años que consideraba que las imágenes que habían subido sus padres arruinaban su reputación, les demandó, y una nieta holandesa demandó a su abuela por negarse a eliminar fotos en Facebook.

Muchos niños dicen sentirse avergonzados, que su derecho a la intimidad ha sido violado o que han sido traicionados por la actividad de sharenting de sus padres, especialmente cuando se conectan a Internet por primera vez, normalmente como preadolescentes o adolescentes, para ver toda su vida en línea.

Teniendo en cuenta los numerosos riesgos relacionados con el sharenting, recomendamos a los padres que eviten por completo compartir fotos, vídeos e información de niños pequeños y que esperen a que sus hijos hayan cumplido al menos 13 años, la edad legal para tener una cuenta en las redes sociales.

Este enfoque puede parecer demasiado extremo para muchos padres o autoproclamados «sharents», así que aquí están unos consejos sobre cómo compartir en línea de forma más segura: Cómo compartir fotos de tu hijo en Internet de forma más segura

Orientaciones a los padres

Si crees que debes compartir, «comparte con cuidado». Pide siempre permiso a tu hijo y considera las consecuencias a corto y largo plazo de tu publicación. Piensa bien cómo lo que compartes en Internet puede afectar la autoestima y la carrera de tu hijo en el futuro.

Nunca, nunca, nunca publiques fotos en las que el menor aparezca desnudo, incluidas las de recién nacidos, la hora del baño, en la playa, etc. Del mismo modo, tampoco recomendamos subir una foto del menor con poca ropa. Leah Plunkett, autora de “Sharenthood: Por qué debemos pensar antes de hablar de nuestros hijos en Internet” tiene una excelente regla general: «no publiques fotos en cualquier estado de desnudez».

Revisa las políticas de privacidad de las redes sociales que utilizas habitualmente y limita el acceso a un entorno reducido y de confianza (sólo amigos, no amigos de amigos). Mientras tanto, revisa tu lista de amigos. Cuántas de esas personas son realmente tus amigos. Considera la posibilidad de revisar y podar tu lista de amigos. Es muy fácil que alguien que no es realmente un amigo, haga una captura de pantalla de una foto o una publicación y la vuelva a publicar de una manera que no deseas.

Configura una alerta de Google con el nombre de tu hijo para que se te notifique cuando su nombre aparezca en Internet. No compartas nunca la ubicación de tu hijo. Las funciones de localización y geolocalización pueden desactivarse al compartir imágenes. Tampoco debes dar pistas sobre los lugares que visitas con frecuencia.

Nunca compartas el nombre completo de tu hijo. Evita compartir toda su vida, esto crea una biografía digital que no sabes cómo puede ser utilizada en el futuro. No utilices las redes sociales como tu álbum de fotos, descarga tus fotos en tu propio espacio del servidor, o mejor aún, en tu propio disco duro.

¿Qué debes hacer si ya has compartido la información de tu hijo en Internet?

  1. Lo primero es revisar la configuración de privacidad de todas tus redes sociales, blogs, etc., y en todos los sitios donde compartas o hayas compartido información anteriormente. Poner todas las publicaciones, fotos, álbumes, en privado.
  2. Para los preadolescentes y los adolescentes, siéntate con ellos y miren juntos las fotos. Pregúntales si hay alguna foto que quieran retirar. Elimina las publicaciones que quieran que se eliminen inmediatamente. En el caso de los niños más pequeños, se recomienda eliminar todo. Pero si eso no es realista, tómate el tiempo de revisar tus publicaciones.
  3. Elimina las publicaciones que puedan ser comprometedoras, como fotos de desnudos o algo que parecía divertido en el momento pero que, pensándolo bien, podría ser embarazoso para tu hijo.
  4. Elimina las publicaciones que incluyan el nombre o la ubicación del niño.

Cómo dejar de compartir

¿Te sientes un poco adicto a publicar en Internet? No eres el único. La mayoría de las redes sociales están diseñadas para crear adicción. Cada pulgar hacia arriba, cada corazón y cada comentario que recibes envía un subidón de dopamina al cerebro y crea un ansia.

Como cualquier adicción, puede ser muy difícil dejar el hábito sin una desconexión total. Intenta quitar las aplicaciones sociales de tu pantalla de inicio. Si eso no funciona, bórralas. Si eso no funciona, prueba con una aplicación como Qustodio, la misma que quizás ya estés usando para bloquear aplicaciones para tus hijos, pero para ti.

La crianza es más importante que el sharenting

¿Qué es el sharenting? A medida que nuestros hijos crecen en un mundo muy digital, con consecuencias en línea que no están del todo claras, los padres deben aumentar sus conocimientos digitales. Los días inocentes de Internet han terminado. Lo que se publica en Internet se queda en Internet y puede ser utilizado contra ti y tus hijos.

Es tu trabajo dar ejemplo a tus hijos. Si no te preocupas por su seguridad y reputación en Internet, ¿cómo van a saber cuidarse ellos mismos cuando crezcan? Habla con tus hijos sobre seguridad en línea y ciudadanía digital, enséñales a pensar dos veces antes de publicar y, sobre todo, asegúrate de que tú también lo haces.

Precauciones

Si vas a publicar fotos o videos de tus hijos, es muy importante que tomes algunas precauciones.

 

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...