Un año: el bebé de doce meses y su desarrollo motor

0
978
Un año el bebé de doce meses y su desarrollo motor

Por increíble que parezca, tu bebé ya tiene un año, lo que ha sido un progreso que han vivido los padres y la familia, experiencias, cambios, logros, y evolución tanto del bebé como quienes están en su entorno.

Parece que fue ayer cuando te encontrabas en la sala de parto ahora tienes mucha costumbre, ya sabemos por situaciones vividas que todos los bebés son diferentes y viven de manera distinta todas las etapas de su crecimiento, aunque también tiene muchas cosas en común, ya que los niños no son tan frágiles como parecen. Si pueden caerse, rasparse la nariz o rodillas y hasta salirle un chichón en la cabecita por un golpe dado.

No hay duda que ahora los padres tienen más confianza en ellos mismos, y es poco factible que alguien conozca mejor a sus hijos, es normal cometer errores en la crianza de ellos, todo niño normal continúa creciendo y desarrollándose sin problemas.

El niño tranquilo e indefenso los primeros meses comienza a ganar autonomía, y ahora cuando lo sientas  en tus piernas, no es tan fácil mantenerlo quieto, no lo puedes controlar como antes, si decide agarrar algo que le interesa, está desarrollando la importante afirmación de que existe como persona, tienen deseos, preferencias y hay muchas cosas que no les gusta demasiado, la función de los padres está allí, en mostrarle claramente los límites de sus exploraciones  recuerda que un niño sin control se siente muy inseguro pues no tienen margen de referencia. El arte está en saber balancear la necesaria autonomía del niño y la disciplina adecuada a su nivel de razonamiento.

Cabe destacar, que un niño menor a los dos años no cuenta con un razonamiento lógico y es posible que no entienda de explicaciones complejas acerca de las consecuencias de sus actos, amor, paciencia y firmeza son quizás los instrumentos que más te ayudarán durante sus próximos 2 años.

Durante este mes, lo vas a ver sumamente ocupado perfeccionando algunos de sus logros más recientes. El arte de caminar solo, hablar y alimentarse son los principales desarrollos que se pueden apreciar, todavía tiene por aprender algunas herramientas motoras e intelectuales en pleno desarrollo, que lo ayudarán a relacionarse con su entorno y a enfrentar nuevas situaciones, afortunadamente no se siente solo, pues sabe que sus padres están allí para ayudarlo siempre que lo necesite.

En este mes el peso y la talla serán aproximadamente de 10 kg y 75cm, el número de comidas diarias será de 3 y la cantidad de leche por tomar es de 8 onzas esta se mantiene igual que el mes anterior y como siempre todo depende de los requerimientos de cada bebé.

Desarrollo Motor del bebé de un año

Aproximadamente 3 de cada 5 bebés aprenden a caminar solos, al cumplir el año de nacidos. Algunos lo harán en los próximos cuatro meses sin que esto signifique un retraso importante, hay tres grupos donde se pueden clasificar a los bebés: activos, pasivos y términos medios, todos alcanzan tarde o temprano metas comunes, pero la hacen con un estilo y ritmo personal. Los niños varían considerablemente los métodos para aprender a caminar. Los más cautelosos miden cuidadosamente la distancia que recorrerán, y solo despegan cuando tienen claro el punto a dónde quieren llegar y las posibilidades en agarrarse, hay otros más descuidados que se lanzan a caminar sin rumbo definido, impulsados por su propia inercia tropiezan con lo que le tengan por delante es probable que notes como les gusta llevar algo en las manos mientras caminan, esto es una forma de resguardar algún temor cuando no se encuentra apoyado en algo.

También, existen unos carritos de juguete para empujar como los del supermercado o tipo carretilla con una barra donde el niño se apoya mientras camina y lo ruedas, estos son de gran ayuda al bebé, sirven para soltarse caminando, disfruta mucho de esta actividad y a la vez se desplaza solo, pues llevan algo por sí mismos y se sienten importantes. Algunos bebés aprenden a salirse de la cuna o de su corral. Esto obviamente puede ser peligroso, pues una vez que se encuentra arriba de la baranda. Otros niños no sienten temor y se lanzan al piso, la solución a esto podría ser dejarle una de las barandas de la cuna más baja para que no se caiga de una gran altura, y colocarle unos cojines a su alrededor para amortiguar el aterrizaje. Posterior a eso, es recomendable llevarlo de nuevo a su cama con una breve explicación, acompañada de carácter, firmeza y rostro decidido, a la larga, el niño aprenderá las reglas del juego y entenderá que cuando le dicen “a dormir” no hay más opciones.

Lamentablemente, todos estos consejos son muy fáciles y bonitos de leer, pero no lo son en la práctica, por otra parte, muchos bebés de esta edad son capaces de quitarse alguna prenda de vestir, usualmente los zapatos o las medias siempre que estén medio sueltos, ya que suben escaleras gateando sin mayor problema y a la hora de bajar lo recomendable es que estén muy pendientes pues casi todos lo hacen rodando.

Cuando se encuentra de pie, ahora es capaz de girar sobre sí mismo en un Angulo de 90 grados, en el momento del baño vas a ver como realiza movimientos como si estuviera nadando. Una vez que el niño domine prácticamente su marcha combinará sus pasitos con otras actividades como tirar de un juguete, o simplemente transportar un juguete de un lado a otro y si por casualidad tiene hermanitos o un compañerito mayor que él, es probable que lo imite en algunos ejercicios gimnásticos, o baile al compás de la música junto a ellos.

Otra actividad que se perfecciona es la de lanzar objetos. Si le das una pelota, empuja con sus manos o trata de arrojarla sin rumbo definido.  Le gusta mucho seguir su trayectoria como la mirada, así como que se da la vuelta en plan de juego.

Otro detalle divertido es que algunos bebés se agachan y recuestan la mejilla al piso para llamar la atención.

Podemos así comprobar lo mucho que el niño se ha desarrollado, y como ahora sabe que es capaz de producir y obtener respectivamente, cambios y respuestas del ambiente en el que vive.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...